Lunes, 24 de Septiembre de 2018

El gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) cedió a la entidad CSC Luis Buñuel, la cual fue fundada por el alcalde Pedro Santisteve, el antiguo instituto Luis Buñuel, de propiedad municipal.

Según un informe jurídico recabado por el Partido Popular, se aprecian distintas irregularidades en la cesión del espacio, y en el procedimiento empleado por el gobierno de Santisteve.

En base a las razones jurídicas del citado informe, la plataforma ‘Escuela y Despensa’ presentará una demanda contencioso-administrativa. El documento contiene más de 50 páginas, y detalla con precisión jurídica que el procedimiento administrativo para ceder el edificio público fue irregular.

Hasta la cesión del espacio por parte del gobierno de ZEC, el antiguo instituto Luis Buñuel estuvo ‘okupado’ de manera alegal por la entidad fundada por Pedro Santisteve durante años.


Publicidad


“LOS AMIGOS DE SANTISTEVE”

El portavoz del PP, Jorge Azcón, explicó -en el día de ayer- que la cesión del espacio se basó en un procedimiento “hecho al antojo del gobierno prescindiendo de objetividad y del derecho de los ciudadanos que tenían interés en participar en el instituto Luis Buñuel”.

Entiende el edil popular que con la decisión de ZEC, “Santisteve quiso favorecer a sus amigos“. Precisamente, según consta en el acta fundacional de la entidad CSC Luis Buñuel, se remarca que el alcalde de Zaragoza la fundó.

El portavoz del PP, Jorge Azcón, junto con entidades vecinales del Casco Histórico / PP

Azcón, en su valoración sobre el dictamen jurídico, lo calificó de “demoledor” por el incumplimiento de los procedimientos legales, y también por la discriminación que han sufrido los vecinos en este nuevo trato de favor a entidades vinculadas directamente con Zaragoza en Común.

Por parte de los populares, consideran que el informe corrobora que “los gobiernos de izquierda han consentido una ocupación ilegal de este equipamiento y que su cesión se produjo de forma arbitraria”.

El responsable de la plataforma ‘Escuela y Despensa’, Pedro Martínez, calificó la cesión de “cacicada”. Y explicó que el procedimiento para acceder al uso, y explotación, del edificio municipal tuvo severas dificultades por decisión del gobierno de Zaragoza.


Publicidad


Junto a ellos, defendieron la decisión de acudir a los tribunales con el informe jurídico Marisa Verde, de Zaragoza Antigua; José Luis Rivas, de la Unión Vecinal Cesaraugusta; y María Luisa Santafé, de Conde Aranda.

Más allá de la cesión de Zaragoza en Común a la entidad que fundó el alcalde Santisteve, y de la lucha judicial que se dirimirá en un futuro, los representantes de los vecinos matizan que el objetivo desde hace años, y de siempre, es conseguir que el instituto Luis Buñuel se convierta en un centro cívico.