Lunes, 24 de Septiembre de 2018

La delegación en Aragón de la Plataforma Stop Sucesiones se ha reunido en el día de hoy con el consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, Fernando Gimeno.

El motivo, según explica a este periódico el delegado de la plataforma Santiago Azón, ha sido para analizar las modificaciones en el impuesto de Sucesiones que ha propuesto el Gobierno de Aragón, junto con Ciudadanos.


Publicidad


“Sin ser la reforma que pretendíamos, debemos reconocer que es la mejor que hemos tenido en Aragón”, explica Azón. Y según cuenta, el consejero de Hacienda del Gobierno ha reconocido que la rebaja en Sucesiones se debe a la presión social de los últimos meses.

En concreto, por la insistencia de la plataforma en su recogida de más de 100.000 firmas de aragoneses contra el impuesto.

El proyecto de ley, cuya parte sustancial es el acuerdo con Ciudadanos para elevar las herencias exentas desde 150.000 euros actuales a 500.000, tampoco tiene en cuenta el patrimonio previo de quien hereda cuando hasta ahora no podía exceder de 402.678 euros, de forma que no pagará este impuesto el 99,3 % de los aragoneses.

Para quienes no puedan pagar, el Gobierno de Aragón -según explica Azón- avalará la garantía hipotecaria con un interés del 4%, y a 5 años a bienes troncales. E incluyen la fiducia sucesoria aragonesa.

“Estamos satisfechos de que se haya dado un gran paso ya que se conseguirá la bonificación para muchos más aragoneses especialmente de clase baja y media. Vamos a seguir peleando. Queremos la eliminación del impuesto, y es el objetivo principal. Y que se paralicen los expedientes actuales. Así como que se aplique la retroactividad de 4 años”, ha explicado Azón a este periódico.

En un principio, pese al acuerdo legislativo previo entre el Gobierno de Aragón y Ciudadanos, la ley deberá aprobarse por mayoría en las Cortes de Aragón. Para eso, deberá abstenerse -o apoyar con voto positivo- el Partido Popular o Podemos, como mínimo.