Domingo, 15 de Julio de 2018

Izquierda Unida votará en contra de la tramitación del proyecto de ley de modificación del impuesto de Sucesiones, mientras que Podemos ha anunciado que su voto “no será favorable” a su tramitación. Pero no ha aclarado si el voto podría ser abstención.

Lo cual daría salida al proyecto de Ley impulsado por Ciudadanos y ratificado -mediante negociación- por el Gobierno de Aragón.

El pasado día 12 el Consejo de Gobierno aprobó el proyecto de ley, pactado por el PSOE y Ciudadanos, para reformar el impuesto y elevar el límite exento de tributar por herencias de hasta 500.000 euros, lo que podría suponer una merma en los ingresos de la comunidad de más de 40 millones de euros al año.


Publicidad


Ayer, en una rueda de prensa conjunta de la diputada de IU, Patricia Luquin, y el secretario general de Podemos Aragón, Nacho Escartín, para hablar de la Política Agraria Común, este último no reveló si la formación morada votará en contra o se abstendrá en la votación de la Junta de Portavoces, pero ha dejado claro que su voto “no será favorable”.

“Ninguna reforma del impuesto de Sucesiones y Donaciones va a contar con nosotros si se quita progresividad y se eliminan ingresos para sufragar servicios públicos”, dijo Escartín.

Y el pacto del PSOE y Ciudadanos, añadió, “resta ingresos” y “quita progresividad”, no solo por elevar el límite exento de tributar a 500.000 euros por heredero, sino por eliminar la consideración del patrimonio preexistente, que calificó de “barbaridad”.

Por su parte, Luquin indicó que IU no puede dar “bajo ningún concepto” su voto afirmativo a reformar un impuesto que afectaba al 10 por ciento de la población aragonesa y ahora va a afectar a 627 personas “con nombres y apellidos”.