Martes, 25 de Septiembre de 2018

La Guardia Civil ha detenido a un hombre, de 44 años y nacionalidad española, en una localidad del Campo de Borja por tenencia de munición de guerra y malos tratos en ámbito familiar.

La víctima, expareja sentimental del detenido, dio aviso a la Guardia Civil tras haber sido amenazada por esta persona durante una discusión en su domicilio, informa el Instituto armado en una nota de prensa.


Publicidad


El detenido fue localizado en una vivienda de su propiedad, ubicada en otra población, donde fueron halladas numerosas armas blancas y una defensa extensible de la que no estaba habilitado su uso.

Los hechos se produjeron el pasado domingo, 27 de mayo, cuando una mujer comunicó telefónicamente que su expareja la había amenazado durante una discusión en su domicilio.

Parte del arsenal de guerra encontrado / Guardia Civil

Esta mujer comunicó a la patrulla ciudadana que se personó en el domicilio que el hombre ya había abandonado el domicilio y se había trasladado a una vivienda de una población cercana, así como que poseía armas de fuego, lo que obligó a movilizar a la Unidad de Seguridad Ciudadana.

Los especialistas de USECIC localizaron en el interior del inmueble al sospechoso y procedieron a su detención como presunto autor de un delito de malos tratos en ámbito familiar.


Publicidad


Tras este acto, se procedió a un registro de la vivienda donde fueron halladas un total de 24 armas blancas, unos grilletes, chaleco antibalas, 2 catanas, 7 linternas, 4 radiotransmisores, y una defensa extensible para cuyo uso no estaba habilitado, motivo por el que fue denunciado por infracción de la tenencia de la misma al carecer de la citada habilitación.

La munición encontrada es catalogada como material de guerra por los agentes de la benemerita / Guardia Civil

Ante la sospecha que en el domicilio que estuvo compartiendo con la víctima durante la relación, pudiese tener otro tipo de armas, se efectuó un registro del mismo en el que se intervinieron un arma corta, dos pistolas de aire comprimido, 3 escopetas de calibre 12, una carabina del 22 y una escopeta monotiro, que estaban en regla y almacenadas de manera reglamentaria, aunque fueron intervenidas por la Guardia Civil de manera cautelar.

También se localizó diversa cartuchería del calibre 9 corto (siendo esta blindada) y 7,62. Debido a que esta munición es catalogada como munición de guerra, se procedió a la imputación al detenido de un presunto delito de tenencia ilícita de munición de guerra.


Publicidad


En esta actuación han participado agentes de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Tarazona y de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia de Zaragoza.