Lunes, 24 de Septiembre de 2018

El pasado mes de abril, la empresa tecnológica Nerion trasladó sus oficinas -y sede central- a la capital aragonesa. Concretamente, al barrio zaragozano de Casablanca (volviendo a sus orígenes allá por 1996).

De esta manera, Nerion deja atrás un periplo de casi diez años en la localidad de Zuera (Zaragoza). El lugar donde se estableció la sede de la empresa debido a sus necesidades técnicas y logísticas. Sin embargo, para la empresa aragonesa las necesidades han facilitado un cambio para seguir disparando su crecimiento.


Publicidad


La nueva localización quiere reafirmar el objetivo principal de crecer un 20%, que los dirigentes aragoneses esperan conseguir este mismo año 2018, teniendo como parte estratégica fundamental el cambio de ubicación de la sede de la empresa y sus oficinas.

De esta manera, se facilita gran parte de las operaciones estratégicas y de desarrollo de la empresa para seguir siendo una empresa referente de hosting y cloud, tanto en Aragón como a nivel nacional.


Publicidad


La empresa aragonesa especializada en servicios de Internet para el desarrollo de páginas web (dominios, hosting, cloud, email marketing, certificados SSL, backup..) cuenta con más de 20 años de experiencia.

EL SECRETO DE NERION

No deja de sorprender que en un mundo tan cambiante, en un sector -ya de por sí- complicado, la empresa aragonesa continúe su crecimiento año tras año. Según fuentes de la empresa, se explica fácilmente: es fundamental el trato y la cercanía con el cliente.

Esto le ha hecho ganarse la confianza de miles de clientes, junto a un enfoque totalmente personalizado hacia el cliente, ofreciendo soporte técnico a todos los niveles, tanto principiante como profesional.

Según palabras de Pablo García, director de sistemas de Nerion, “el traslado a Zaragoza permite un mayor acercamiento con muchos de nuestros clientes y una mayor comodidad para todo el equipo Nerion por las nuevas instalaciones y su ubicación”.

En la elección de la nueva localización se valoró la cercanía de otras empresas tecnológicas en la zona (con el objetivo de generar nuevas sinergias) o de entidades como la Cámara de Comercio de Zaragoza.


Publicidad


“De esta manera buscamos ser más atractivos de cara a atraer nuevo talento a la empresa, para ello hemos buscado un lugar donde ofrezcamos distintos alicientes como la nueva zona tecnológica junto a otras empresas, la facilidad del transporte urbano al estar al lado del tranvía o las nuevas y modernas oficinas con las que contamos”, confiesa García.

Con el tiempo se comprobará si los objetivos a medio y largo plazo marcados por la compañía aragonesa se cumplen, y cómo afectará la nueva localización al desarrollo empresarial.