Jueves, 19 de Julio de 2018

El Comité de Competición ha incoado un procedimiento disciplinario extraordinario al Huesca y al Nástic, mediante una petición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Y todo se produce inmediatamente después de que la RFEF y La Liga de Fútbol Profesional recibieran un informe de la UEFA sobre “indicios claros de que se ha podido alterar el resultado” en el partido que ambos equipos jugaron la pasada jornada de liga.

Un partido en el que el Huesca ya era equipo de Primera División y el Nástic estaba a 29 puntos, y por tanto, no era un partido trascendental para ambos.


Publicidad


PELIGRA EL ASCENSO

Segú el Código Disciplinario de la RFEF en su artículo 71.1 -apartado b) contenido en el Título II-, el intervenir en “acuerdos conducentes a la obtención de un resultado irregular en un encuentro” se cita como una infracción muy grave, y por tanto, se les sancionaría con la pérdida de seis puntos “a los clubes implicados además de anular el partido aunque este podría repetirse “en el supuesto de que uno de los oponentes no fuese culpable” y se viese perjudicado.

Es decir, el Huesca perdería sólo los puntos de la sanción (-6) mientras el Nástic de Tarragona perdería los seis de la sanción más los tres del partido, que ganó el pasado domingo por 0-1 en El Alcoraz, y que quedaría anulado.

A falta de sentencia, si se aplicase esta posible sanción de retirada de puntos al Nástic, a Huesca o a ambos podría afectar al ascenso directo, a los playoff de ascenso a Primera División y al descenso a Segunda División B.

UN EXPEDIENTE QUE DECIDIRÁ TODO

El expediente, que debe resolverse en las próximas horas, responde a conductas que podrían ser contrarias a las normas generales y la petición de su apertura es la primera actuación de la vicepresidencia de integridad de la RFEF.

Fuentes de la misma explicaron que la RFEF y LaLiga recibieron a principios de esta semana un informe de la UEFA que indicaba que su socio para monitorizar los resultados de las casas de apuestas “observó movimientos fluctuantes y extraños para un partido de este tipo” en países como Rusia, China y Ucrania.

Se trata de “apuestas sorprendentes, que no responden ni al tipo de equipos, ni al interés“, según la empresa que trabaja con la UEFA exclusivamente para supervisar los movimientos de las casas de apuestas.


Publicidad


Veinticuatro horas después de una primera comunicación de la UEFA, el pasado día 29 la RFEF tuvo el informe definitivo, que concluye que hay indicios claros de que se ha podido alterar el resultado del encuentro, que acabó con victoria del Nàstic (0-1) sobre el Huesca.

Por el momento, se debe resolver el expediente citado tras conocer la propuesta del instructor, aunque dado que los hechos de los que habla el informe de la UEFA pudieran ser constitutivos de delito el procedimiento puede suspenderse y trasladar los mismos al Ministerio Fiscal.


Publicidad


En España existe la obligación legal de que la Administración se abstenga de conocer en los supuestos de prejudicialidad penal, por lo que si se inicia un procedimiento penal hasta que éste no concluya, y según lo que se resuelva, no se retomaría por la RFEF.

LaLiga confirmó el miércoles que ha presentado una denuncia ante el Servicio de Control del Juego de Azar de la Policía Nacional por si pudieran ser constitutivos de delito los hechos publicados por varios medios, que informaron de cotizaciones alarmantes en diferentes casas de apuestas sobre el resultado de dicho encuentro.

Según indicó LaLiga, por su Dirección de Competiciones “no se ha observado ninguna circunstancia irregular que pueda determinar que el resultado hubiera sido amañado, de forma individual o colectiva”.