Miércoles, 19 de Septiembre de 2018

El Ayuntamiento de Zaragoza ha querido reconocer su satisfacción por el fin completo de la banda terrorista ETA tras casi 1.000 asesinatos en su haber, y cientos de heridos durante más de 40 años de actividad armada.

Sin embargo, la votación en el Ayuntamiento de Zaragoza no ha salido por unanimidad debido a la abstención de Zaragoza en Común (ZEC).


Publicidad


La moción fue presentada por el grupo municipal del Partido Popular, y defendida por su portavoz Jorge Azcón, en la que se manifiesta la satisfacción por la derrota de la banda criminal ETA.

Y se congratula de que la “determinación de la sociedad democrática española haya impuesto la fuerza de la razón, el Estado de Derecho y el ordenamiento jurídico constitucional ante la barbarie y el sinsentido terrorista”.

Por otro lado, la moción pedía que el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza reafirmara su “absoluto” apoyo a todas las víctimas de la banda criminal ETA y reclama a sus asesinos que les pidan perdón, sin ninguna excepción, y que colaboren con la justicia en el esclarecimiento de todos los crímenes etarras.

ZEC, ABSTENCIÓN

La petición del Partido Popular ha sido apoyada por todos los partidos políticos, desde la derecha a la izquierda, excepto por el partido del gobierno, Zaragoza en Común. La postura de ZEC la ha defendido Alberto Cubero.

El edil ha expresado la “solidaridad” con las víctimas, pero “de todos los atentados“. Haciendo mención explícita al terrorismo de Estado de los GAL y de la Triple A. Y con todo ello, Cubero ha afirmado que “la política antiterrorista de Rajoy sirve para cercenar la libertad de expresión”.

El concejal del PP, Jorge Azcón, en defensa de la petición emitida por los ‘populares’, ha tildado de “miserable” y de “bajeza moral” la actitud de Alberto Cubero.

Principalmente, en palabras de Azcón, porque el discurso de ZEC lo ha hecho delante de las víctimas del terrorismo presentes en el pleno municipal.

LA MOCIÓN APROBADA

La petición añadía más reconocimientos ante el final de la banda sanguinaria ETA.

Entre ellos, que el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza expresara su máximo reconocimiento y agradecimiento a los integrantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y del sistema judicial por su desempeño en la lucha contra el terrorismo, que han sido “piezas esenciales” en la derrota de la banda criminal ETA.

Tambíén se reitera su compromiso en la defensa del orden constitucional y democrático, que “es la base de la mejor etapa de España en su historia reciente”, y rechaza los intentos de los etarras y de su entorno político de construir un “falso relato” de confrontación bélica entre el País Vasco y el resto de España, originado por una “inexistente” opresión del Estado, para justificar los crímenes de ETA.

Finalmente, el pleno insta al Gobierno de Zaragoza a instalar placas conmemorativas, en las que se incluya una sucinta explicación de los hechos y los nombres de las víctimas, en los lugares de nuestra ciudad donde los asesinos de ETA y los GRAPO cometieron sus criminales atentados.