Miércoles, 18 de Julio de 2018

La empresa Ariño Duglass, ubicada en La Puebla de Alfindén (Zaragoza) va a invertir siete millones de euros en un plan de inversión enfocado a la renovación de maquinaria que posibilitará la creación alrededor de cincuenta nuevos puestos de trabajo.

Es una de las principales compañías europeas dedicadas al diseño, fabricación y comercialización de vidrio transformado, ubicada en La Puebla de Alfindén y que cuenta con una superficie de 100.000 metros cuadrados y 150 empleados.


Publicidad


Esta cifra aumentará en los próximos dos años con la creación de 50 nuevos puestos de trabajo, el 80 por ciento a través del nuevo grado de FP Dual de Mecanización que va a implantarse en la localidad.

Actualmente, Ariño Duglass desarrolla un plan de inversiones por valor de 7 millones de euros enfocado a la renovación de maquinaria y también a adaptar a la planta a las necesidades del mercado.

La compañía, dedicada especialmente al vidrio para construcción y ferrocarril, exporta entre el 75 y el 80 por ciento de su producción a 57 países diferentes, a proyectos entre los que destacan el barco más grande del mundo, el Symphony of the Seas, y de la pasarela The Skywalk en Gibraltar.

En el sector del ferrocarril, la empresa está trabajando en las ventanas y otras piezas del Ave La Meca-Medina, en Arabia Saudí, y en trenes de cercanías de Holanda, Nueva Zelanda y Reino Unido, además de en el tren noruego de alta velocidad FlyToget Oslo.

También tiene proyectos en emblemáticos edificios como la Torre Eiffel en Paris, donde ha participado en su cierre y protección, o la Principal Tower en Londres.

En los últimos años, Ariño Duglass ha doblado su facturación, pasando de 7 millones de euros en 2015 a 14 millones en 2017.

La empresa destaca por su constante inversión en investigación y desarrollo, la mejora de los procesos de producción, la formación continua del personal cualificado, su cuidado servicio logístico y la constante adecuación de la empresa tanto a los cambios demandados por el mercado como a las propias necesidades y exigencias de sus clientes, “cada vez más ambiciosas e innovadoras”