Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

La capacidad de acercar las decisiones finales de la ciudad a los ciudadanos era uno de los objetivos que perseguía el equipo de gobierno de Zaragoza en Común.

La fórmula, denominada presupuestos participativos, se inició el año pasado con mucho entusiasmo político pero con poca aceptación popular.

En los presupuestos participativos de este año, impulsados por la concejal de Participación Ciudadana, Elena Giner, el seguimiento ciudadano ha sido incluso más bajo. Y ya era difícil.

Este año tan sólo han votado 5.500 zaragozanos, una caída del 10% respecto al año pasado. Y, a modo de ejemplo, en el barrio de Santa Isabel se ha registrado un único voto o en el Rabal 7 votos.

Publicidad

El descenso de votantes contrasta con el esmero del gobierno de ZEC por acercar las urnas a cualquier entorno municipal para conseguir más votantes. Hasta el extremo, tal y cómo publicó este periódico, de llevar las urnas a las piscinas municipales.

Se han podido votar durante días un total de 242 proyectos, distribuidos en todos los distritos urbanos de Zaragoza.

FRACASO

La concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza Patricia Cavero mostró ayer su “profunda decepción y preocupación” tras conocer la caída de más de un 10 % de la participación en las votaciones en los presupuestos participativos.

Cavero atribuye ese descenso a los “errores que nunca quiso corregir” la consejera de Participación Ciudadana, Elena Giner, y a la “exclusión partidista” de algunos proyectos presentados por la ciudadanía. Entre ellos, el museo de la Semana Santa de Zaragoza, el más votado en la primera fase de selección de proyectos.

En una nota de prensa el PP lamenta que en estos dos últimos años el Gobierno de Zaragoza en Común no haya conseguido implicar a la ciudadanía que, según Cavero, “tiene que ver con su decisión de no escuchar y no corregir los problemas” de los que los populares llevan “mucho tiempo alertando”.

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza considera que el descenso de participación confirma “el descalabro de una iniciativa que ha pinchado en la gestión”.

Así lo señalan fuentes del grupo en una nota de prensa tras hacerse público el resultado de la participación en la consulta de los presupuestos participativos que, lamentan, no han logrado salvar “ni la campaña de difusión de esta consulta ni el esfuerzo realizado llevando urnas móviles a distintas sedes municipales o a enclaves tan dispares como las piscinas de mayor afluencia”.


Publicidad


Según el PSOE, mientras en la fase de presentación de propuestas votaron cerca de 12.000 personas, una vez que el Gobierno depuró el 50 % de esas ideas, “han votado sólo la mitad de los interesados, es decir 5.500 vecinos. Es decir, se ha pasado de un porcentaje pírrico en 2017 del 1,07% de participación a un 0,966% en el 2018″.

“SANTISTEVE, INHABILITADO”

Desde Ciudadanos, se aseguró que la caída de la participación en la votación de los presupuestos participativos de la ciudad inhabilita al alcalde, Pedro Santisteve, para hacer más.

Así lo señaló el portavoz adjunto del grupo, Alberto Casañal, para quien los datos revelados por la consejera de Participación, Elena Giner, dejan “un paupérrimo número de votos”.

Para Alberto Casañal, han tenido como denominador común “la mala gestión del alcalde y su equipo de gobierno”, “incapaces”, a su juicio, de “aprender de la gran chapuza que hicieron durante el proceso de presupuestos participativos del año anterior”.