Así fue el rescate (de más de 16 horas) a dos personas en el Pirineo por parte de la Guardia Civil - HOY ARAGÓN
Domingo, 19 de Agosto de 2018

Agentes de la Guardia Civil de Aragón y de Cataluña han conseguido rescatar a dos personas, una de Zaragoza y otra de Barcelona, en una zona de difícil acceso del Pirineo oscense tras una operación que necesitó más de 16 horas para que culminar con éxito.

Así lo han contado fuentes de la Guardia Civil, cuyo efectivo de los Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña (GREIM) comenzó los trabajos de rescate ayer a las 16.20 horas, cuando la Central del 062 de la Guardia Civil recibe una comunicación del 112 de Cataluña.


Publicidad


La llamada alerta de la situación en la que se encuentran dos personas (un varón de 26 años de Barcelona y otro de 63, vecino de Zaragoza) que estaban efectuando el recorrido entre el Refugio de la Renclusa y el de Cap de Llauset (comarca de La Ribagorza, en Huesca) y que cayeron en plena travesía. Quien llama (la persona de 26 años) indica que se encuentra ileso, pero no así el otro varón, su tío.

La Guardia Civil activó entonces a los agentes del GREIM de Benasque y a personal médico, y una vez en la zona, llevaron a cabo un rastreo para delimitar los lugares en los que pudieran encontrarse los dos montañeros.

Esta primera fase de la operación resulta complicada, indican las fuentes de la Guardia Civil, por la espesa nubosidad en cotas altas y por fuertes rachas de viento. Con todo, el helicóptero y los especialistas que aterrizaron en el Collado Salenques, en el municipio oscense de Montanuy, buscaron por las dos vertientes del mismo, pero no encontraron a las personas.

A las 21:30 horas de ayer se produjo una segunda llamada; era la misma persona que hizo la primera. Informa que su tío no puede seguir debido a las lesiones que le ha ocasionado la caída y que, por ello, se encuentra “por debajo del Collado Salenques”. El llamante apunta, además, que él había intentado alcanzar el refugio de Cap de Llauret para solicitar ayuda.

Gracias a los datos que aporta esta persona en la segunda llamada, el operativo de rescate delimita dos probables zonas de localización: una radica en el Refugio de Angliús y la otra en el Ibón de Salenques.


Publicidad


Una vez trazados esos ámbitos en el mapa, especialistas del GREIM de Benasque acudieronn a la zona a través de la Besurta y del Valle de Barrancs, y otros especialistas del GREIM de Vielha, junto con bomberos de rescate del Vall d’Aran, se situaron en el Ibón de Salenques para localizar a la persona que hizo las llamadas.

Igualmente, bomberos de Pobla de Segur fueron a la zona del Refugio de Angliús desde la Presa de Llauset.

Bajo coordinación del Jefe del GREIM de Benasque, a las 2:30 horas de hoy el Guarda de Cap de Llauset comunica que ha localizado al montañero herido; su estado reviste gravedad, por lo que le ha entregado ropa de abrigo y ha improvisado un vivac (pasar la noche al raso mediante saco de dormir o similar).

Unos minutos más tarde los agentes del GREIM arribaron al lugar y pudieron habilitar puntos calientes para que el herido pasara la noche de la mejor manera posible a pesar de las “duras condiciones meteorológicas”. El comunicante, entonces, sigue sin estar localizado.

Es a las 7:20 de hoy cuando se le encuentra por el helicóptero en las inmediaciones del Ibón Negre. Está “aterido de frío, con signos de hipotermia y algo desorientado“.


Publicidad


Se le conduce al mismo lugar que su tío, y desde allí, alrededor de las 8.00 horas, ambos son transportados a la helisuperficie de Benasque, donde se les hace una primera evaluación médica. Tras ello, los dos montañeros son derivados al hospital San Jorge de Huesca.