Estos son los consejos que debes saber para afrontar la ola de calor - HOY ARAGÓN
Domingo, 19 de Agosto de 2018

La ola de calor ya está aquí. Y para ello, se deben de tomar las necesarias precauciones para evitar que las altas temperaturas tengan un efecto directo en la salud.

Según la Dirección General de Salud Pública de Aragón se deben de tomar importantes medidas para no tener un disgusto durante estos días. En general, las altas temperaturas afectan desde un punto de vista sanitario más a las personas mayores, niños y a quienes tienen enfermedades crónicas.


Publicidad


A su vez, determinados tratamientos médicos como trastornos de la memoria, enfermedades agudas o consumo de alcohol u otras sustancias también se han descrito como de riesgo en una ola de calor.

Mientras que desde un punto de vista social, las personas más vulnerables son aquellas que tienen menos recursos (con imposibilidad de refrigerar sus viviendas o acceder a sitios refrigerados), con discapacidades, dependencia, aislamiento y marginación.

Aunque también puede haber una exposición excesiva al calor por razones laborales, deportivas o de ocio.

La dirección de Salud Pública recomienda, por todo ello, beber agua sin esperar a tener sed, evitar todo tipo de bebidas alcohólicas, consultar con el médico si se toma de forma crónica alguna medicación, evitar las comidas calientes o pesadas, usar ropa ligera, no apretada, de colores claros y preferentemente de algodón y utilizar sombrero y crema protectora para los rayos solares.

Entre junio y julio se han notificado 58 atenciones en urgencias hospitalarias de patologías relacionadas con las altas temperaturas, frente a las 88 del año 2017 o las 61 del año 2016. En 2 casos se precisó ingreso hospitalario y no se ha notificado ninguna defunción directamente relacionada con las altas temperaturas.

En cuanto al hogar, se aconseja durante el día mantener las ventanas y persianas cerradas y aprovechar para ventilar la casa por la noche, cuando las temperaturas han descendido, además del uso de ventiladores y, sobre todo, de aparatos de refrigeración.

En el caso de sufrir un golpe de calor hay que buscar refugio en la sombra o en un lugar con aire acondicionado, tomar una bebida no alcohólica fresca, descansar, tomar un baño o una ducha con agua fresca y ponerse ropa ligera y si aparecen síntomas de gravedad, como temperatura muy elevada, dolor de cabeza, vómitos y pérdida de consciencia, tratar de conseguir asistencia médica lo antes posible.