Viernes, 21 de Septiembre de 2018

El alcalde accidental de Zaragoza -por la ausencia vacacional del titular Pedro Santisteve- y consejero de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha considerado hoy que la caída de 50 árboles de los más de 150.000 que hay en la ciudad “entra dentro de la normalidad” cuando se producen, como ayer en la capital aragonesa, rachas de viento de 115 kilómetros por hora.

Cubero se ha felicitado por que no se produjeran daños personales con la tormenta que descargó ayer por la tarde sobre la ciudad y que, sobre todo en la margen izquierda, produjo las afecciones “habituales”, con caídas de árboles, cornisas, mobiliario urbano y algunos techos.

Así como con la paralización del tranvía durante una hora por la caída de un árbol sobre la catenaria en la avenida Montesori y el cierre de algunas calles por acumulación de agua.


Publicidad


Cincuenta de 150.000 árboles es para Cubero “un porcentaje reducido” para una tormenta de estas características, cuya magnitud no se puede calcular ni cuándo se van a producir.

Además, ha agregado que, al contrario de lo que dice la oposición, la poda no garantiza que los árboles no caigan con estas rachas, y aunque no se trata de una medida eficaz, ha agregado que en el nuevo pliego de condiciones de la contrata de parques y jardines se incluye una inversión de “varios millones de euros más” para aumentar las podas, para que se pueda reducir el ciclo, que ahora está en siete años.