Viernes, 21 de Septiembre de 2018

‘Pueblos Recuperados en el Alto Aragón’ es el título de un libro escrito por el arquitecto Sixto Marín en el que se recopilan diversas iniciativas y acciones que han permitido repoblar núcleos deshabitadas en la provincia de Huesca desde los años noventa del pasado siglo.

Una fórmula que sirve para dar esperanza a toda una comunidad que padece la enfermedad de la despoblación.

El estudio fue encargado por la Diputación de Huesca (DPH) a raíz de los resultados obtenidos en el II Congreso Nacional contra la Despoblación, un encuentro celebrado en junio de 2017 en el que expertos en distintos ámbitos plantearon alternativas para hacer frente a esta problemática.


Publicidad


Según informa la Institución altoaragonesa, Sixto Marín, de la Universidad de Zaragoza, se hizo cargo en el congreso de un taller dedicado al área de Urbanismo en el que se mostraron iniciativas diversas para la recuperación de asentamientos despoblados.

El interés del estudio, en el que participan otros técnicos especializados, ha llevado a la DPH a editar el libro para dar a conocer las características de las iniciativas desarrolladas.

La publicación incluye una introducción en la que se analiza el fenómeno de la despoblación y sus efectos en la provincia de Huesca y en la que se describen los procesos de recuperación iniciados en los distintos municipios afectados.

TREINTA CASOS

Una segunda parte recopila información específica de una treintena casos de núcleos recuperados de la provincia de Huesca a lo largo de las tres décadas pasadas.

Cada uno de los casos descritos en el libro se aborda desde una perspectiva completa en la que se incluyen distintos materiales como textos, planos y fotografías que ayudan a entender la singularidad de cada uno de ellos, a la vez que se establecen estrategias a extender a otros núcleos rurales.

Entre sus páginas, el estudio analiza los proyectos promovidos por instituciones como la Confederación Hidrográfica del Ebro y el Gobierno de Aragón, por los sindicatos CCOO, UGT, CGT y UAGA, y por asociaciones como la Fundación Benito Ardid, Scouts de Aragón, Artiborain, La Senda y Cooperativa de Mipanas.

Todas estas entidades, destacan las referidas fuentes, han sido “artífices” de la recuperación de núcleos que estaban despoblados o “a punto de estarlo.

Con esta nueva publicación la Diputación de Huesca pretende acercarse al problema de la despoblación con una visión “más optimista y constructiva” y constatar los resultados de la combinación de esfuerzos de administraciones públicas y privadas por frenar el problema de la despoblación.

Se trata, añaden las fuentes citadas, de “dar esperanzas al territorio de que todavía es posible llegar a tiempo de salvar muchos municipios de Huesca del desierto demográfico”.