Viernes, 21 de Septiembre de 2018

El joven turiasonense de 22 años ha representado al emblemático personaje bajo una lluvia de tomates y aclamado por miles de personas.

Tarazona vive ya sus Fiestas. Sergio Motilva Campos, de 22 años, ha sido el encargado de dar comienzo a los festejos representando al personaje más emblemático de la ciudad, el Cipotegato, declarado Fiesta de Interés Nacional en 2009.

Al mediodía ha cruzado la puerta de la Casa Consistorial y ha completado su recorrido aclamado por miles de personas y haciendo frente una intensa lluvia de tomates, como manda la tradición.


Publicidad


“Ha sido increíble, cuando estás en el monolito arriba, ves el mundo a tus pies”, ha declarado el joven, que ha conseguido arrancar las palmadas de todos los que se congregaban en ese momento en la plaza de España.

Motilva, que llevaba tres años presentándose al concurso, ha relatado que la carrera ha sido muy intensa y llena de emoción, sobre todo, cuando ha pasado por el barrio del Cinto, donde vivían sus abuelos, a quienes ha dedicado la hazaña.

“No cambiaría por nada del mundo el ser Cipotegato, aunque me dieran ahora cualquier cosa, no lo cambiaría. Lo repetiría ahora mismo otra vez.”, ha asegurado muy emocionado.

Acompañando al Cipotegato ha estado el alcalde de Tarazona, Luis María Beamonte, quien ha destacado la figura de este personaje “que representa la historia, la cultura y la tradición de esta ciudad”.


Publicidad


Beamonte ha manifestado su deseo de que “estos días se desarrollen con normalidad y sin incidentes y que la gente disfrute porque las fiestas son elemento que permite la convivencia de los ciudadanos”.

También el concejal de Festejos, Julio Gracia, quien asimismo ha felicitado al Cipotegato, y ha destacado la variada e intensa programación que se ha organizado para estos seis días de fiesta con actividades para todos los segmentos de población.

Así pues, las fiestas de Tarazona no acaban más que de empezar y se podrá disfrutar de conciertos y espectáculos musicales, teatro, actividades infantiles, festejos taurinos populares y actos más tradicionales como el homenaje al Cipotegato, la Ofrenda de Flores y Frutos y la Procesión de la Santa Reliquia de Santa Atilano.