Viernes, 21 de Septiembre de 2018

El impuesto de Sucesiones y Donaciones pasará (prácticamente) a la historia en pocas semanas en la comunidad aragonesa. Los grupos de PSOE, PP, PAR y Cs han aprobado que la entrada en vigor de la norma sea el 1 de noviembre. Una decisión que ha tenido la oposición de Podemos, CHA e IU.

Esta es una de las doce enmiendas, transaccionada por el PSOE, que han salido adelante en la Ponencia y la única variación respecto a los acuerdos ya alcanzados con anterioridad en el proceso de negociación de esta formación con Cs, PP y PAR.


Publicidad


La entrada en vigor de esta modificación, el tema estrella en las Cortes de Aragón durante esta legislatura, se votará en la primera sesión del Pleno de las Cortes de septiembre.

UN RETRASO DEFENDIDO POR EL PSOE

Desde el grupo socialista, Sancho ha justificado el retraso de la puesta en marcha al 1 de noviembre, en vez del 1 de octubre como pedían PP y PAR, en que si se implementa la ley “hay que hacerlo en condiciones y con seguridad” y al tratarse de una ley compleja que conlleva un proceso informático importante no podía estar concluido en un mes.

Sancho ha justificado esta reforma por el “clamor social” existente en Aragón frente a otras comunidades en las que no se paga este impuesto y en el “compromiso” del gobierno que preside Javier Lambán para que se abone en la media que el resto de comunidades.


Publicidad


El portavoz del PP, Antonio Suárez, ha puesto en valor las enmiendas de su grupo, que han salido todas aprobadas, y ha reconocido que no les ha quedado “más remedio” que aceptar la fecha de entrada en vigor de la ley el 1 de noviembre a pesar de que no les convencen las razonas de los socialistas.

Suárez ha calificado la sesión de hoy como “un pasito dentro del camino para llegar a buen puerto” ya que el objetivo de los populares es bonificar al 99 por ciento el impuesto de sucesiones.

Desde del PAR, Elena Allué se ha mostrado “moderadamente satisfecha” con esta modificación del impuesto ya que, aunque el deseo de su partido es que “desaparezca”, el proyecto que se va a llevar a aprobación es “mejor” de lo que había.

Por su parte, Javier Martínez, de Cs, se ha mostrado “satisfecho” porque gracias al acuerdo 24.000 aragoneses dejarán de pagar el impuesto de sucesiones y ha tendido la mano al PSOE para seguir negociando cuestiones como el presupuesto de 2019.

“UN REGALO A LOS RICOS”

El diputado de Podemos Héctor Vicente ha justificado el voto en contra de su grupo ya que el acuerdo es un “regalo a los ricos en Aragón”. Desde CHA, socio de gobierno del PSOE, su portavoz, Gregorio Briz, ha lamentado que no haya prosperado su enmienda para fijar en 300.000 euros el límite para no pagar este impuesto.


Publicidad


Desde IU, Patricia Luquin, ha criticado la modificación de un “impuesto de clase, no territorial, que afecta escasamente al 5 % de la población”, así como la forma en que se ha llevado a cabo, con 19 minutos de duración de una Ponencia celebrada un 28 de agosto.