Viernes, 21 de Septiembre de 2018

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza, Carlos Pérez Anadón, anunció ayer que no se presentará a las primarias del PSOE que decidirán este 23 de septiembre el candidato a la alcaldía de la capital. Y a su vez, anunció que dejará la política municipal tras 20 años de ejercicio.

En rueda de prensa, Pérez Anadón explicó que ha sido una decisión “meditada” desde hace un año y medio, cuando la comunicó “desde la responsabilidad y el afecto” al secretario general regional y “buen amigo”, Javier Lambán, y posteriormente al líder provincial, Juan Antonio Sánchez Quero, y a los otros cinco concejales del grupo socialista.

Esta decisión la ha tomado, en primer lugar, pensando en los intereses de los zaragozanos; en segundo lugar, en los del partido y sus electores; y sólo en último en los suyos propios, aseguró, a lo que ha añadió que es lo que le movió también a presentarse en 2015 cuando las perspectivas para los socialistas no eran buenas.


Publicidad


EL FUTURO DEL PSOE

Las primarias que decidirán el cabeza de lista del PSOE a la alcaldía de la capital aragonesa se celebrarán el próximo 23 de septiembre y en ellas se medirán la consejera autonómica de Innovación, Pilar Alegría, el vicepresidente de las Cortes Florencio García Madrigal y la exconcejala Carmen Dueso, quien ya se midió a Lambán hace un año por la secretaría general del partido en Aragón.

Pérez Anadón apuntó que “ni sería lógico, ni razonable” que manifestara sus preferencias en este proceso interno debido a su cargo de portavoz municipal, por lo que adoptará una posición de neutralidad desde “el silencio más apasionado”.

Eso sí, subrayó que tiene claro quién es el mejor candidato, aunque quiere ver cómo transcurre la campaña porque “hay partido” y cree que eso es “bueno”.

También reconoció que va a sufrir en el proceso interno, ya que después de tantos años de vida municipal tiene muy claro qué es lo que debería primar, si bien se mostró convencido de que los militantes acertarán y votarán “abstrayéndose de la política en minúsculas” y pensando en la mejor candidatura que ofertar a los ciudadanos.


Publicidad


En este sentido, ha defendido que se debe presentar un proyecto socialista y no “subsidiado” de otras fuerzas políticas, así como que tenga un modelo de futuro para Zaragoza que no se base en las cosas que ya se han hecho, sino que comprometa al mayor número de ciudadanos para las cosas que quedan por hacer.

Del mismo modo, felicitó a los tres candidatos convencido de que entre ellos estará la persona que dirigirá el destino de la ciudad de Zaragoza e instó a que se confronten modelos y se haga “dentro del respeto necesario que debe haber entre compañeros”.