Viernes, 21 de Septiembre de 2018

El alcalde de Alcañiz Juan Carlos Gracia ha presentado las cuentas del Ayuntamiento, junto a la concejal delegada de Hacienda, Anabel Fernández, del consistorio alcañizano.

Los datos económicos del Ayuntamiento, han sido calificados por Juan Carlos Gracia como “históricos y ha recordado que “hacía muchos años que el ayuntamiento no gozaba de esta salud económica.

Una salud económica que, según ha explicado, “repercute en todas las empresas que trabajan con el Ayuntamiento de Alcañiz”. El primer edil ha recordado que cuando su equipo accedió al consistorio, éste se encontraba con una gran deuda.


Publicidad


Un endeudamiento que según la concejal de Hacienda, “no permitía al ayuntamiento ni siquiera pedir préstamos” o que “provocaba que las empresas eléctricas quisieran cortar la luz al municipio por la deuda de 500.000 euros que se mantenía con ellas”.

Para el alcalde, el trabajo de los últimos años ha permitido mejorar el estado de la deuda, mejorar el pago a proveedores y tener un remanente de tesorería para cubrir las necesidades de la ciudad.

La deuda financiera se encontraba al inicio de su mandato en 15,8 millones de euros ha conseguido verse reducida hasta 1,9 millones de euros. Lo cual ha permitido al Ayuntamiento “estar saneado”.

LOS DATOS

La concejal ha recordado que cuando entraron a gobernar, las medidas que tuvieron que tomar eran “parches” porque las medidas que se aplicaban no se han visto reflejadas hasta ahora, cuando se ha reducido la deuda en 14 millones de euros, lo que significa reducirla en un 85%.

Fernández ha declaro que “a los 12 millones de euros de deuda financiera había que sumarles dos millones más que se debían a proveedores del Ayuntamiento, y facturas en los cajones por otros dos millones de euros”.


Publicidad


La delegada de Hacienda ha querido destacar también, que el equipo de gobierno ha conseguido situar el periodo medio de pago a proveedores en 4 días.

Por otra parte, el dinero que el Ayuntamiento tiene en sus cuentas corrientes, de 1,5 millones de euros, le ha permitido devolver la tranquilidad a los trabajadores municipales que ya “no tienen miedo” a no poder cobrar o que se pudieran plantear Expedientes de Regulación de Empleo por el estado de las cuentas.

INVERSIÓN

Cuando se entró a gobernar, tuvieron que decir a muchas cosas que “no” y sin embargo ahora se pueden acometer las obras que necesita la ciudad. La concejal recordó que el ayuntamiento es como una casa “dónde no puedes gastar lo que no tienes”.

El tema del cerro Pui Pinos, la estación de autobuses, el asfaltado de calles y caminos o el nuevo polideportivo son consecuencia de esta política de saneamiento de las cuentas públicas.