Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Aragón se ha situado este verano por detrás de Comunitat Valenciana y Galicia en cuanto a aumento de muertes en carretera durante los meses de verano, ya que se han contado siete víctimas mortales más respecto a las que se registraron por estas mismas fechas de 2017.

En las carreteras españolas ha habido 259 fallecimientos en julio y agosto, 34 más que en estos meses estivales del año pasado, lo que se traduce en un incremento a escala nacional del 15 por ciento.

“No son datos buenos”, ha señalado el director general de Tráfico, Pere Navarro, y en cierta medida, han influido en ello las cifras que deparan comunidades como Comunitat Valenciana (más 13), Galicia (más 11), Aragón y Castilla y León (más 7 en ambos casos).


Publicidad


Así, las 13 víctimas mortales que se registraron en las carreteras aragonesas entre los meses de julio y agosto de 2017 se han elevado a 20 en el mismo periodo de este año.

Los números que se han cobrado las carreteras aragonesas ha suscitado un debate político, hasta el punto de que ayer mismo el portavoz de Vertebración del PP en las Cortes, Javier Campoy, acusó al Gobierno de PSOE y de CHA de “crear problemas de emergencia social” por el estado de las carreteras.

A su juicio, el repunte que la DGT ha confirmado es “brutal e inaceptable”, y consecuencia de la “muy deficiente” conservación de las carreteras.