Martes, 11 de Diciembre de 2018

Quince años después de la implantación de Schmitz Cargobull en Figueruelas, la compañía alemana prevé que en pocos meses pueda crear cerca de 75 empleos en la zona. La empresa es el mayor fabricante de semirremolques de lonas y frigoríficos en Europa, cuarto a nivel mundial, y destaca por su gran potencial de empresas como Schmitz Cargobull. Y desde su implantación en el valle del Ebro, destaca su contribución a la economía aragonesa.

Schmitz Cargobull Ibérica cerró su ejercicio fiscal a 31 de marzo con un crecimiento aproximado del 25% en su facturación, y la planta de España en Figueruelas fabricó un total de 3.604 semirremolques. Unas 800 unidades más que en el ejercicio anterior. Según datos facilitados por la compaía, el 64% de la producción se destinó al mercado interior en España, el 19% a Portugal, el 13% a Francia y el 4% restante a otros países como Marruecos, Ucrania, Rusia, Bulgaria, Argelia y Alemania.

Actualmente, cada 350 minutos sale un semirremolque ensamblado en el centro de fabricación de Figueruelas. La producción alcanzó durante el último ejercicio una media de 16 vehículos al día, el doble que hace dos años. La empresa prevé llegar a las 20 unidades en un breve plazo de tiempo.

15 AÑOS EN ARAGÓN

En el 125 aniversario de la firma alemana – y los 15 años de vida de la planta en Aragón -, la consejera de Economía, Marta Gastón, ha conocido los planes de la compañía alemana en su sede de Figueruelas esta misma mañana. Las positivas cifras de negocio, con una tendencia de incremento del 30%, impulsan al fabricante alemán a seguir invirtiendo en España con nuevas líneas de producto. Desde la compañía confían en el potencial de Aragón para promover crecimiento en los mercados del suroeste de Europa.

El director del grupo Schmitz Carbogull, Miguel Iglesias, reconoce que los planes de ampliación en España, con una nueva línea de producción de carrocerías frigoríficas para vehículos de distribución urbana, contarán con una inversión de 1 millón de euros. De esta manera, la compañía incrementará la plantilla, que actualmente alcanza casi los 200 trabajadores.

La previsión de Schimtz Cargobull es crear entre 70 y 75 nuevos empleos en su planta de Figueruelas en el plazo de un año. El Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) colaborará en este incremento de plantilla mediante acuerdos de formación con compromiso de contratación. Una fórmula que asegura el puesto de trabajo como mínimo al 60% de los alumnos que se preparan específicamente para cubrir las necesidades de las empresas en las propias plantas.