Lunes, 22 de Octubre de 2018

“Es un día especial”. De esta manera comenzaba la diputada de Podemos, Marta de Santos, su intervención sobre la propuesta de constituir una comisión de investigación parlamentaria sobre el PASD [Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración] y el andamiaje del Instituto Aragonés del Agua.

La propuesta -planteada por Podemos- se ha aprobado por unanimidad para depurar todas las responsabilidades políticas y técnicas de un macroproyecto para depurar las aguas de todos los municipios de Aragón. Un plan dilapidado -recientemente- por un informe de la Cámara de Cuentas de Aragón.

El informe del órgano fiscalizador apunta a que la construcción de 1.153 plantas de depuración para tratar las aguas residuales de los 731 municipios de Aragón es un objetivo desproporcionado con un coste desorbitado: más de 3.000 millones de euros.

“Los Alfredos”: Alfredo Cajal (exdirector IAA) y Alfredo-Boné (ideólogo del plan) – DGA

Y con consecuencias evidentes, como municipios pirenáicos con depuradoras que nunca se construyeron, y ahora son multados por no haberlas construido. La construcción de depuradoras con un coste de más de 100.000 euros en municipios deshabitados o sin tendido eléctrico. Así como el modelo de concesión para la explotación y manutención de las mismas depuradoras, con evidentes incumplimientos de los contratos de empresas del sector con la administración y un claro sobrecoste respecto a la gestión directa.

“HUELE MAL”

“Se abre una ventana que arrojará luz”, decía de Santos, al inicio de su intervención. La diputada de Podemos Aragón considera que el plan diseñado por la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón durante los años de Marcelino Iglesias es “una de las cosas más vergonzantes y que huele mal“.

Y destaca el objetivo que busca el partido morado durante el transcurso de esta comisión: “una comisión de investigación sobre el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración así como la extinción del Instituto Aragonés del Agua”. También agradecía al PAR el si a la constitución de esta comisión porque los arquitectos del plan de saneamiento son “figuras” del partido aragonesista: “Alfredo Cajal, Luis Marruedo y Alfredo Boné“.

Marta de Santos, diputada de Podemos – Cortes de Aragón

A su vez, de Santos se preguntaba -ironicamente- si, “¿acaso hemos defecado por encima de nuestras posibilidades?” Y sacaba a relucir una de las palabras más escuchadas en los últimos días: “la trama” del plan de saneamiento. De hecho, la diputada de Podemos ha mencionado la recién detención del popular Ignacio González como cabecilla de “una organización criminal” en torno al Canal de Isabel II en la Comunidad de Madrid, deslizando unas posibles responsabilidades penales en torno a este plan urdido en el Gobierno de Aragón hace casi diez años.

De Santos continuaba explicando que la intención de Podemos será “invitar a la exministra Narbona, a los técnicos de CEDEX (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas) o a los alcaldes que se han enfrentado al Gobierno”. Y espera que se “lograrán responsabilidades políticas, y lo que venga. Esta bola de nieve no parará“.

UNANIMIDAD

Todos los partidos representados en las Cortes de Aragón han aprobado por unanimidad la comisión de investigación. Durante el debate, sin embargo, se han mostrado tiranteces entre la intención política de los grupos. Especialmente entre Podemos y el Partido Aragonés. Desde el partido morado se han deslizando opiniones en tono acusador sobre los responsables de dicho plan, y desde el PAR -su diputada María Herrero-, ha defendido la gestión del plan y el modelo de concesión para la construcción y explotación de las depuradoras.

“Que se sepa toda la verdad y que estas sospechas se aclaren, porque nos gusta movernos en agua limpia“, decía la diputada Herrero. Y aclaraba: “el PAR siempre apostó para que Aragón tuviera aguas limpias, pero parece que a ustedes -Podemos- les gusta más enturbiar“.

María Herrero, diputada del Partido Aragonés, en una imagen de archivo – Cortes de Aragón

La portavoz adjunta del PAR en las Cortes de Aragón reprochaba a Podemos que “vayan donde tienen que ir si hay algo -en referencia a la Fiscalía-, porque ya les digo que no hay nada más, pero que echaremos lo que haga falta durante la comisión, y escucharemos lo que sea”. Es más, acusaba a Podemos de que “acaban de llegar, y entiendo que los nuevos partidos quieran saber lo que ha pasado en Aragón, pero les va más el tufillo que la verdad“.

El resto de grupos [PP, PSOE, Cs, CHA e IU] han defendido conocer toda la verdad sobre el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración, y especialmente sobre su sobredimensionamiento. Javier Sada, portavoz socialista, pretende que la comisión sea “sin prejuzgar y con rigor” al entender que las Cortes de Aragón “no es un tribunal”. Desde el PP, el diputado Celma esgrimía la intención de su grupo de analizar todo el plan para depurar responsabilidades “y profundizar sobre la verdad del plan evitando datos morbosos“.