Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

El Presidente del Gobierno de Aragón fue claro, conciso, y directo en la sesión plenaria de ayer en las Cortes de Aragón. “Que la totalidad de la población esté escolarizada en la escuela pública y exista una privada, a la que respetamos absolutamente, pero que no sea necesario recurrir a ninguna clase de conciertos”, reconoció. Y manifestó un apoyo a la escuela pública “hasta las últimas consecuencias“.

Durante una dura comparecencia a petición del PP sobre la posición del Gobierno aragonés con la educación concertada. La portavoz de los populares, Mar Vaquero, inició la comparecencia para conocer la posición del ejecutivo ante el varapalo judicial imponiendo la apertura de las aulas concertadas que pretendía cerrar el Gobierno.

Una comparecencia sobre la política educativa que se centró en un debate ideológico sobre la libertad y la igualdad. Los socialistas anteponen la igualdad ante cualquier cosa, los populares defienden la libertad y la igualdad de manera “indisoluble“.

“¿POR QUÉ TIENE MIEDO A LA LIBERTAD?”

La portavoz del PP comenzó su alegato en defensa de la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos ante lo que considera un “ataque sectario” del Gobierno de Lambán al intentar cerrar 13 aulas de la escuela concertada.

¿Tiene miedo de qué la libertad sea la referencia? ¿Qué las personas busquen responsables de su decisión o le digan que no le quieren? Y remataba la popular Vaquero: “Aragón tiene un problema, y se llama Lambán“. En plena defensa de la libertad para “garantizar la igualdad” reconoció la portavoz del PP que “donde no hay libertad es imposible prosperar”.

Vaquero: “Aragón tiene un problema, y se llama Lambán”

La portavoz del PP criticaba que “van a batir todos los récords, decisión que toman en la educación aragonesa, varapalo judicial al Gobierno“. Y hacía mención a la manifestación más concurrida de los últimos años: “30.000 manifestantes que salían a defenderse de su Gobierno, por eso es su fracaso. Su modelo es el ataque a la libertad. Usted se ha encargado de enfrentar a la pública y la concertada, defiende un modelo de fractura social”.

LAMBÁN Y LA PLANIFICACIÓN EDUCATIVA

El presidente del Gobierno encaraba la comparecencia tras unos días convulsos en la educación aragonesa. Tras la decisión de cerrar 13 aulas en la escuela concertada por el pacto presupuestario con Podemos Aragón cada día ha sido una montaña rusa para el Ejecutivo aragonés.

Más de 30.000 personas se concentraron para exigir una rectificación , la justicia -tras los recursos de los colegios- exigió abrir esas aulas, la Consejera de Educación admitió sentirse “indefensa” y consideró que el Gobierno estaba maniatado ante la decisión judicial.

Días después, ante la declaración de la Consejera Pérez, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Manuel Bellido, criticó la opinión de la dirigente socialista considerando que la decisión de la Justicia es “salvaguardar los derechos de todas las partes en litigio”.

Con esta coctelera política se presentaba el presidente aragonés para explicar la posición política de su Gobierno. Lambán -enérgico- defendió que la decisión es fruto de “la coherencia y cumplir con lo prometido” rebatiendo las consideraciones del PP: “no es improvisado ni incoherente”.

Durante su comparecencia, Lambán defendió su actitud ante la educación criticando los “recortes” que aplicó el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi (PP). “Rudi cerró aulas públicas a mansalva; acabó con 1.000 profesores de la escuela pública“. Y entraba en el debate ideológico planteado por Mar Vaquero sobre la libertad y la igualdad en la educación. “El principio de libre decisión de centro no puede superar el concepto de igualdad”, y matizó  que “apostamos por la escuela pública y por la planificación educativa” porque “la concertada es subsidiaria de la pública”.

Lambán: “El principio de libre decisión de centro no puede superar el concepto de igualdad”

Por último, defendió que “los conciertos no son un fin si no un medio”. A su vez explicó Lambán que “si la demanda baja, habrá que dejar de concertar la privada”.

En su intervención, Javier Lambán consideró que la expresidenta, Luisa Fernanda Rudi, crispó a la comunidad educativa. Y se dirigió a los populares: “les faltan tres o cuatro generaciones” para estar “plenamente legitimados” para hablar de libertad.

EL GOBIERNO RECURRIRÁ LAS CAUTELARES

Respecto a las resoluciones judiciales favorables a la concertada, el Presidente del Gobierno manifestó su respeto y acatamiento, aunque opinó que “son profundamente equivocadas” y reconoció que “discrepamos profundamente”. Y anunció que el Gobierno decidirá agotar la vía judicial mediante recursos.

Durante el fragor parlamentario, el portavoz del PSOE, Javier Sada indicó que la concertada ha judicializado este asunto, precisando que “hay un respeto absoluto y acatamiento” a las decisiones judiciales en aras a la separación de poderes, salvaguardando el derecho a discrepar. Sin embargo, atacó al presidente del TSJA, Manuel Bellido, por sus declaraciones en defensa del poder judicial. Sada cree que las declaraciones del presidente del TSJA tienen un “alto contenido político”

PODEMOS APLAUDE, LA OPOSICIÓN CRITICA

La diputada de Podemos, Erika Sanz, endureció el discurso con fuertes criticas hacía la formación conservadora: “el PP defiende el modelo del libre mercado también en la educación, la privatización de la educación, escondiendo su discurso en un paradigma falso y erróneo que solo busca defender su modelo, el de los intereses de la patronal, de los obispos, la CEOE y las familias oligárquicas aragonesas”, agregando que “son ustedes la misma trama”.

El líder del PAR, Arturo Aliaga, lamentó los debates “estériles” al tiempo que remarcaba que la concertada “ha hecho un papel para que la sociedad sea más plural”. Susana Gaspar, portavoz de Cs, tildó de “lamentable” que los socialistas consideren que la concertada deba ser subsidiaria.