Domingo, 16 de Diciembre de 2018

La Plaza del Pilar ha sido el centro de una manifestación multitudinaria exigiendo la supresión del impuesto de sucesiones y el impuesto municipal de plusvalía. La plataforma ciudadana StopSucesiones -con implantación nacional- ha convocado la concentración con varias consignas: “no a los impuestos injustos”, “no dejes que expolien tu familia“, “los aragoneses somos españoles de tercera” y “que no te quiten lo que es tuyo“. Se presentan como un movimiento de la sociedad civil donde no hay partidos políticos, ni sindicatos. Tan solo ciudadanos dispuestos a no dejarse “expoliar”.

De esta manera, la plataforma quiere alzar la voz contra ambos impuestos por considerarlos “injustos”. “Queremos que se suprima el impuesto de sucesiones y donaciones en España”, decía esta mañana Francisco Langa, portavoz de StopSucesiones en Aragón. “Y conseguir que la bonificación de la cuota de dichos impuestos sea del 99,9% en la Comunidad, lo que en la práctica los haría desaparecer”, remataba. En cuanto al de plusvalías, la exigencia de la plataforma es que “se exima de este impuesto a todas las transmisiones generadas por una sucesión o una donación”, decía.

Una Plaza del Pilar reivindicativa contra el impuesto de sucesiones y la plusvalía – Cedida

LOS DATOS

Los números que aporta la plataforma StopSucesiones afirman que Aragón se encuentra entre las comunidades más gravosas en el impuesto de sucesiones, junto con Andalucia, Extremadura y Asturias. En el lado opuesto está Canarias, Madrid, Baleares y Castilla y León.

El gravamen que se aplica en Aragón a las herencias se mueve entre el 7,65% y el 34% -calculando las cantidades heredadas y el parentesco del fallecido y heredero-. Es más, el Gobierno aragonés ha eliminado desde el año 2016, en una polémica reforma fiscal, las bonificaciones que se aplicaban durante el Gobierno PP-PAR, con lo que la cuantía a pagar es mayor.

“Por una masa hereditaria igual, en Canarias se pagan 150 euros y en Aragón pagamos 150.000”, explican. “Lo que demuestra una patente desigualdad entre los ciudadanos españoles, en función de donde estén empadronados y tengan su domicilio fiscal”, contaba uno de los portavoces de la plataforma.

“EXPOLIA A LAS CLASES MEDIAS”

Durante la concentración de esta mañana, los organizadores han expuesto sus demandas a la administración, tanto al Gobierno de Zaragoza, liderado por Pedro Santisteve (Zaragoza en Común), como al presidente aragonés, Javier Lambán. Una de las críticas ha ido centrada contra la política impositiva del Gobierno de Aragón, por considerarla “una política que expolia a las clases medias, siendo Aragón una de las comunidades con los impuestos más elevados“.

Los portavoces de la asociación han denunciado el “agravio comparativo de Aragón con otras Comunidades”. Consideran que, en otras comunidades autónomas, las bonificaciones o reducciones que se aplican al impuesto son tal altas que la cuantía del mismo es mínima.

Una situación que han criticado con dureza por considerar que son “injustos y confiscatorios”. “Son impuestos que lo que hacen es expropiar a la clase media”, afirmaba ante los manifestantes. Según esta plataforma, se está elevando el número de ciudadanos que deben renunciar a su herencia porque no pueden hacer frente a los impuestos -sucesiones o donaciones y el de plusvalía-. “Tal y como está ahora la situación -explicaba Miguel Ángel Ramos-, en tres generaciones, una familia ha recomprado sus bienes”.