Lunes, 10 de Diciembre de 2018

La escuela concertada en Aragón sigue estando en el ojo del huracán. Desde el entorno de varios colectivos o sindicatos laicistas, entre ellos MHUEL y CGT, están enviando por las redes sociales y por whatsapp un panfleto para fomentar el miedo a los padres que tengan la intención de escolarizar a sus hijos en la escuela concertada. Concretamente, en los 13 colegios que intentó el Gobierno de Aragón suprimir y que la Justicia paralizó mediante medidas cautelares.

De hecho, ante la masiva difusión del panfleto laicista, varios colegios han expresado su malestar en redes sociales, tanto padres como personal docente. E incluso el colegio zaragozano Sagrado Corazón de Jesús ha enviado otro panfleto explicando su posición, donde explica que “los alumnos matriculados durante el actual proceso de admisión no perderán su plaza concertada sea cual sea la resolución posterior”. El próximo miércoles día 26 termina el proceso de escolarización.

DOS SEMANAS CONVULSAS

El inicio de la polémica en torno a la concertada surgió tras la decisión del Gobierno de Aragón (PSOE-CHA) de suprimir 13 aulas para el próximo curso escolar. Una decisión que derivó en numerosas quejas: la oposición en las Cortes (PP,PAR,Cs) exigieron “dejar esa política sectaria“, una recomendación del Justicia de Aragón al entender que se menoscababa el derecho de los padres, un varapalo judicial exigiendo la paralización de dicha decisión e incluso, una manifestación de 30.000 personas a favor de la escuela concertada. Todo esto en menos de dos semanas.

La Consejera de Educación, Mayte Pérez, tras los acontecimientos, aseguró sentirse “indefensa” y que el actual Gobierno socialista estaba “maniatado” por el poder judicial. En referencia a las continuas sentencias o medidas cautelares de la Justicia paralizando sus decisiones políticas. De hecho, hasta el portavoz del PSOE en las Cortes de Aragón, Javier Sada, en pleno debate parlamentario criticó que las explicaciones del Presidente del TSJA -Tribunal Superior de Justicia de Aragón- sobre la decisión judicial “tenían un alto contenido político“.

EL GOBIERNO RECURRIRÁ

El Gobierno de Javier Lambán recurrirá los autos judiciales de medidas cautelarísimas que le obligan a ofertar en el proceso de escolarización las aulas de los centros educativos que decidió no concertar. Así lo anunció el presidente del Gobierno en las Cortes de Aragón, hace pocos días.

Lambán destacó que su Gobierno acata la decisión de los jueces, pero en su opinión son “profundamente equivocadas” y remarcó que los servicios jurídicos del Gobierno están preparando los recursos contra las medidas cuatelarísimas y que el Ejecutivo “agotará la vía judicial hasta las últimas consecuencias“. Durante su intervención, Lambán insistió en que el principio de elección de centro no es una obligación emanada de la Constitución.

Y también afirmó el presidente Lambán que para el Gobierno PSOE-CHA la educación concertada es subsidiaria de la pública y que a lo que aspira es a que llegue un día en Aragón en el que la totalidad de los alumnos estén escolarizados en la escuela pública y no sea necesario recurrir a ninguna clase de concierto.