Jueves, 18 de Octubre de 2018

El presidente del Gobierno, Javier Lambán, ha recibido en el Edificio Pignatelli al líder de la oposición, el popular Luis María Beamonte. Un encuentro cordial entre ambos líderes, con una conversación sobre los grandes acuerdos que tiene que encarar la sociedad aragonesa y también remarcando las diferencias que hay entre sus dos formaciones.

Luis María Beamonte, líder del PP-Aragón, ha sido el único compareciente tras la reunión. Beamonte admitía a los periodistas que han tratado temas importantes que se encuentran enquistados como “el relevo de la Cámara de Cuentas, el Consejo Consultivo o el Justicia de Aragón“. A su vez, el popular apreciaba que después de conocer los números del proceso de escolarización en la escuela concertada, el presidente Lambán debería “recapacitar”. La gran distancia entre populares y socialistas está en la educación.

Es más, Beamonte reconocía que “la diferencia es insalvable, la equidistancia es absoluta” sobre el modelo educativo que defienden los populares en la educación aragonesa respecto los socialistas. Sobre el proceso de escolarización, el líder del PP-Aragón defendía que “independientemente de como voten los padres, saben que la concertada es un modelo que funciona. Establecer este conflicto de agresión es innecesario“.

LOS GRANDES TEMAS

Lambán y Beamonte son viejos conocidos. Ambos han compartido momentos políticos durante su etapa municipal en la Diputación Provincial de Zaragoza. Momentos con cercanía política -y personal- pero también de choque ideológico. Pese al pasado político entre ambos, el líder popular desde su llegada a la presidencia del PP-Aragón ha buscado tender la mano al presidente Lambán en los “grandes temas”.

Lambán, por su parte, siempre ha aceptado esa mano tendida de los populares pero priorizando el acuerdo alcanzado con las fuerzas de izquierda que le auparon a la presidencia del Pignatelli. Pese a ello, en el día de hoy han vuelto a hablar de los grandes temas o acuerdos que deben alcanzar las dos formaciones mayoritarias en las Cortes de Aragón.

“Tiene que haber voluntad política, pero cuando el PP hace un ofrecimiento también nos dejamos pelos en la gatera”, decía Beamonte. A su vez, aludía al escaso interés electoral, a su juicio, que el PP está consiguiendo con un posible acuerdo con el PSOE en los grandes temas. “El desgaste del PSOE puede interesar en estos momentos, pero nosotros preferimos buscar acuerdos por el interés general”, explicaba.

Beamonte apuntaba las coincidencias entre él y Lambán para alcanzar acuerdos. “La necesidad de regular todo lo que tenga que ver con la administración, las políticas de bienestar social o la fiscalidad justa”, matizaba.

Por último, según ha afirmado el dirigente popular, la reunión bilateral Estado – Aragón será a finales de junio. Los asuntos a tratar serán variados pero tendrán protagonismo el FITE, la contaminación del lindano y la despoblación.