Martes, 23 de Octubre de 2018

El Real Zaragoza se ha distanciado de la zona peligrosa de la clasificación a una velocidad de crucero y ya pone rumbo al play-off. Cuando César Láinez asumió las riendas de dirigir al primer equipo, el Real Zaragoza era decimoquinto en la tabla y estaba a tan solo tres puntos de ser uno de los cuatro equipos que descienden a Segunda División B. Sin embargo, en las cinco jornadas que lleva al frente del club aragonés todavía no conoce la derrota.

Suma 11 puntos de 15 posibles y eso le ha permitido dejar a siete puntos la zona de descenso (más el gol average ganado a Almería y Alcorcón) y posicionarse en la undécima posición a siete unidades del sexto clasificado, puesto que da derecho a jugar el play-off a final de temporada.

LA SALVACIÓN

Con 46 puntos, la salvación del Real Zaragoza es cuestión de jornadas. E incluso podría confirmarse este sábado si los de César Láinez logran una nueva victoria, lo que les colocaría con 49 y a tan solo cuatro puntos de la promoción. Siempre y cuando el Oviedo no gana al Levante, líder de la categoría y que sería matemáticamente equipo de Primera si vence a los asturianos. Por lo tanto, las opciones de ver a los blanquillos en una posición más arriba de la que se encuentran ahora es real y hay margen para ello ya que todavía quedan 21 puntos por jugarse.

Alberto Zapater – Espíritu Deportivo

Aunque el capitán del Real Zaragoza, Alberto Zapater, se encargó -en la mañana de ayer- de lanzar un mensaje prudente sin querer mirar a los puestos de privilegio: “Para mí no hay más allá que tres puntos tanto si es para estar arriba o abajo y el próximo domingo otros tres y así hasta el 11 de junio”. En esa misma línea también se han ido mostrando a lo largo de la semana varios jugadores como es el caso de José Enrique que apuntó que “primero hay que sacar lo antes posible los puntos para salvarse y luego veremos lo que pasa”.

El mensaje dentro del vestuario es el mismo, los jugadores lo tienen interiorizado y a pesar de la evidente mejoría que ha registrado el equipo con la llegada de Láinez, para la plantilla el objetivo a corto plazo es asegurar la permanencia.

UN CALENDARIO PROPICIO

Sin embargo, todo hace indicar que esa permanencia va a llegar antes de lo esperado y que todavía habrá tiempo para reengancharse a la zona alta de la tabla. De hecho, el calendario es propicio para escalar posiciones y llegar a las dos últimas jornadas con opciones de entrar a jugar la Promoción.

Si bien hace cinco semanas el calendario del Real Zaragoza era idóneo para poner cuanto antes tierra de por medio con los puestos de abajo, ya que los blanquillos se enfrentaban a varios equipos directos por evitar el descenso, ahora sucede todo lo contrario.

Girona, Cádiz y Oviedo serán tres de los cuatro próximos equipos a lo que se tiene que enfrentar el Real Zaragoza y a los que ahora mismo les pertenece una plaza en el play-off de ascenso. Una buena oportunidad para, en caso de ganar, recortar la distancia con ellos. Una distancia que actualmente es de nueve puntos al Getafe, rival del sábado y qué de ganar se quedaría en seis, el Cádiz está a ocho y antes de visitar La Romareda deberá enfrentarse a Alcorcón y Nàstic que están jugándose la permanencia, y el Oviedo, que ahora mismo está a siete, pero que debe jugar ante Levante, Alcorcón, Nástic antes de recibir la visita del Real Zaragoza el 21 de mayo.

Entre medio de esas jornadas, los de Láinez viajarán hasta Reus para enfrentarse a la entidad catalana que sigue en su lucha por no descender. Rayo, Girona y Tenerife serán las tres últimas jornadas que tendrá el Real Zaragoza en donde sólo en el partido ante el Tenerife los dos conjuntos estarán jugando por lo mismo si finalmente los aragoneses cumplen en sus anteriores partidos: acabar en puestos de promoción.

Desde el club no quieren desviar la atención de lograr cuanto antes la tranquilidad de que al año que viene seguirán compitiendo en Segunda División, pero con el calendario en la mano y con las sensaciones que viene transmitiendo el equipo si ese mensaje de lograr la permanencia se certifica pronto todavía quedarán puntos en juego para permitirse el sueño del play-off.