Sabado, 15 de Diciembre de 2018

La factoría de Opel en Figueruelas (Zaragoza) celebra la salida de su primer modelo Crossland X, el primer vehículo que produce de manera conjunta la marca alemana Opel y la francesa PSA (Peugeot-Citröen). El Crossland ha tomado el relevo al monovolumen Meriva en las líneas de producción de Figueruelas.

El pasado febrero, la francesa PSA anunció la compra de Opel a la multinacional estadounidense General Motors (GM). De ahí que el lanzamiento del Crossland deje buen sabor de boca en la factoría zaragozana para exhibir la competitividad y buen hacer de la planta ante los nuevos dueños franceses. El objetivo es garantizarse el futuro de la producción. Figueruelas es una factoría que sigue siendo motor de la automoción europea con más de 5.000 trabajadores y miles de puestos indirectos más en industrias auxiliares.

CROSSLAND X

El Crossland no estará en los concesionarios hasta el próximo junio.  Aunque varios de estos vehículos ya están circulando desde hace días a modo de prueba para comprobar su fiabilidad. El Crossland X es la nueva apuesta de Opel en el segmento de los llamados ‘crossover’ de la familia de los SUV.

La factoría aragonesa aspira a producir este año 400.000 vehículos de cuatro modelos, entre los que destaca el Opel Corsa, el modelo emblemático para esta fábrica zaragozana, donde se produce desde que se estrenó esta planta, en 1982.

A la puesta de largo del nuevo Crossland X acuden el presidente ejecutivo de PSA, Carlos Tavares, y el presidente y consejero delegado de Opel, Karl-Thomas Neumann, junto al responsable de General Motors España, Antonio Cobo.