Viernes, 14 de Diciembre de 2018

La firma de un protocolo para adquirir alta tecnología sanitaria por valor de 10 millones supone un impulso para renovar los equipos oncológicos que están desfasados en Aragón. Una donación que ha sido formalizada en el Edificio Pignatelli entre el Gobierno de Aragón y la Fundación Amancio Ortega. Las inversiones se destinarán a la compra de aparatos de última generación para el diagnóstico y tratamiento del cáncer entre 2017 y 2018.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, se ha mostrado orgulloso por el convenio, y ha destacado que “todas las intervenciones de Amancio Ortega en Aragón implican creación de empleo, esperanza y bienestar para los ciudadanos“.

DIEZ MILLONES

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y el vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega Gaona, José Arnau, han firmado esta mañana un protocolo para la adquisición de equipamiento tecnológico sanitario. El acuerdo asciende a más de diez millones de euros, que se van a destinar a la compra de aparatos para el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

Lambán: “todas las intervenciones de Amancio Ortega en Aragón implican creación de empleo, esperanza y bienestar para los ciudadanos”

De esta forma, el Departamento de Sanidad va a poder acelerar las inversiones previstas en el plan de alta tecnología del Salud para los próximos años en materia de diagnóstico y tratamiento oncológico. Dicho plan tiene como fin garantizar la equidad y mejorar la calidad y accesibilidad en el diagnóstico y en el tratamiento a través de los medios propios del sistema público de salud.

LAMBÁN: “COMO AGUA DE MAYO”

Lambán ha asegurado que la firma del protocolo con la Fundación en materia de salud, es “generadora y productora de esperanza, bienestar y de alivio para las familias aragonesas afectadas por el problema del cáncer”. E incluso no ha dudado en calificar que esta aportación “viene como agua de mayo” porque se sumará al capítulo inversor contemplado en el presupuesto de 2017 en el Departamento de Sanidad.

Lambán, durante la firma del convenio – A.S

Los equipamientos que se van a adquirir se integran en el Plan de atención oncológica diseñado por el Departamento de Sanidad. El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha subrayado que en la compra de los nuevos equipos se va a priorizar el diagnóstico del cáncer, sobre todo de mama, para que éste se realice con “equidad, eficacia y en igualdad de condiciones” en todo el territorio aragonés. También se comprarán aparatos para su tratamiento, lo que va a situar a Aragón en la media nacional en equipos por habitante.

Según lo acordado hoy, el SALUD será el encargado de tramitar y formalizar los correspondientes contratos, así como de efectuar los pagos. Una vez finalizado el procedimiento administrativo, ambas partes firmarán uno o varios convenios específicos en los que se concretará el importe de la donación. Las distintas operaciones se llevarán a cabo entre 2017 y 2018.

LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER

Una de las líneas estratégicas de este acuerdo es mejorar el diagnóstico del cáncer de mama en todo el territorio aragonés, para lo que se destinarán 5,4 millones de euros. Celaya ha señalado que se van a adquirir 8 mamógrafos digitales con tomosíntesis 3D -uno para cada sector-; 5 actualizaciones de mamógrafos ya existentes a tomosíntesis e imagen sintetizada; 16 ecógrafos de alta gama; 11 estaciones de trabajo; además de una ampliación de cabinas para el almacenamiento de imágenes.

También se van a renovar los equipos que realizan el cribado de mama en las tres unidades móviles existentes –una en cada provincia-, con tres nuevos mamógrafos digitales directos.

Además, según ha explicado Celaya, habrá dos nuevos mamógrafos intervencionistas, uno en el Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y otro en el Hospital Universitario Miguel Servet, con los que se podrá tratar algunos tipos de tumores sin necesidad de intervención quirúrgica. Esto supone que en los dos hospitales de referencia dispondrán de unidades de mamografía específica, donde diagnosticar, tipar e intervenir el cáncer de mama.

OTROS APARATOS

Además, se mejorarán las unidades de diagnóstico para todo tipo de cánceres con una nueva resonancia magnética, que se ubicará en el Centro de Especialidades Inocencio Jiménez, y la actualización de una ya existente en el Miguel Servet, convirtiéndola en tecnología de última generación. El importe de este aparataje asciende a 1,9 millones de euros.

Asimismo, se prevé comprar un nuevo acelerador de electrones multienergético y adecuar un búnker existente en el Lozano Blesa para su instalación, una operación que supone invertir 2,7 millones de euros.

La Fundación Amancio Ortega donará unos 320 millones de euros a todas las comunidades autónomas para que puedan adquirir nuevos equipos de diagnóstico y tratamiento del cáncer para sus hospitales públicos.

En concreto, la donación irá destinada a comprar más de 290 mamógrafos y equipos de radioterapia de última generación para extender el programa de apoyo a la Oncología española iniciado en 2015 en Galicia que, posteriormente, amplió en mayo del año pasado a Andalucía.