Viernes, 14 de Diciembre de 2018

Aragón se muere. Tres de cada cuatro municipios aragoneses están en riesgo de desaparecer a medio o largo plazo. Aragón ha perdido 40.000 habitantes en el último lustro. Casi 25.000 extranjeros han dejado la Comunidad Autónoma en pocos años por falta de oportunidades.

En Aragón, cada año mueren 2.000 personas más de las que nacen. La mitad de los habitantes de Aragón viven en 730 municipios. Y la otra mitad, en un único municipio: Zaragoza.

ARAGÓN SE MUERE

Hay 532 municipios en Aragón de menos de 500 habitantes, la edad media de sus vecinos ronda los 53 años de edad. En los municipios de menos de cien, la edad media roza ya los 60 años. Cerca de 450 municipios aragoneses están amenazados por la extinción. Sus censos están cada vez más envejecidos y, hoy por hoy, no parece que puedan remontar sus escasos censos demográficos.

La situación es preocupante especialmente para 187 localidades que tienen menos de 100 habitantes. Una comunidad en la que solo 24 de sus 732 municipios superan los 5.000 habitantes. Las diputaciones provinciales muestran su preocupación lanzando ayudas para asentar (e incluso atraer) población.

Aragón se muere, y el remedio para su enfermedad parece estar en las tierras altas de Escocia. Según las estimaciones del gobierno local, las Highlands tendrán más de 255.000 habitantes en el año 2035, un 15% más que en el año 2010. Una fórmula “milagrosa” que anhela Aragón.

LA FÓRMULA “HIGHLANDS”

El Gobierno de Aragón consciente de la importancia de la despoblación o el envejecimiento rural está desarrollando jornadas de trabajo con los gobiernos locales de las Tierras Altas de Escocia. La formación se realiza a través de TAIEX, el instrumento de la Comisión Europea para la Asistencia Técnica e Intercambio de Información. El objetivo es conocer las medidas y experiencias contra la despoblación aplicadas en las Highlands.

El director general de Ordenación del Territorio, Joaquín Palacín, explica que “una de las cuestiones claras está en diseñar medidas a largo plazo y con un enfoque integral que, además, deberán contar con el consenso político necesario para que no dependan de confrontaciones políticas que puedan generar su paralización”.

El Gobierno de Aragón busca extraer todo el trabajo planteado por Escocia para frenar la despoblación. La agencia de desarrollo territorial de las Tierras Altas de Escocia (Highlands and Islands Enterprise, HIE) formada hace 50 años está resultando exitosa, y Aragón quiere la fórmula.

En las Highland, por ejemplo, no solo han detenido el abandono rural, sino que han recuperado tasas de abandono rural de hace 30 años. La citada agencia cuenta, en la actualidad, con un presupuesto anual de 70 millones de euros para gastar en iniciativas para revertir la despoblación y modernizar la economía local.