Sabado, 20 de Octubre de 2018

Por fin. Tras más de ocho meses de “alta tensión” entre PSOE y Podemos, Aragón tiene presupuesto para este año 2017. Desde que en septiembre de 2016 los partidos de la izquierda firmaran un acuerdo para negociar los presupuestos, hoy se ha puesto el punto y final.

El pleno de las Cortes de Aragón ha aprobado definitivamente los presupuestos autonómicos de 2017. El presupuesto nace con dudas acerca de las posibilidades de ejecutarlo en su totalidad y con las advertencias de Podemos a Javier Lambán, de que ésta puede ser “su última oportunidad“.

9 HORAS, Y EL ANSIADO “SÍ”

Después de un debate que se ha prolongado durante casi nueve horas, el pleno de la Cámara ha dado el visto bueno a las cuentas de 2017, que para los grupos que sustentan al Gobierno (PSOE y CHA) ponen negro sobre blanco un proyecto de izquierdas, con claro énfasis en los servicios sociales.

Sin embargo, para la oposición van a ser imposibles de ejecutar dado lo avanzado del año y los pocos meses que quedan hasta que se decrete el cierre del año presupuestario (en 2016 fue en agosto, en virtud de la orden del Ministerio de Hacienda).

Las cuentas han recibido el respaldo de la parte izquierda de la Cámara (PSOE, Podemos, CHA e IU) y el rechazo de la derecha (PP, PAR y Ciudadanos), evidenciándose durante el debate que el Parlamento está dividido en dos modelos de entender la prestación de los servicios públicos.

Lambán ha querido limar asperezas con el líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique, y nada más concluir la votación de las enmiendas, los votos particulares y el articulado se ha levantado de su escaño, ha saludado con un rápido apretón de manos al presidente de CHA y consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, y se ha dirigido al escaño de Echenique para ofrecerle su saludo y charlar con él unos minutos.

Javier Lambán ha charlado con Pablo Echenique tras la aprobación del presupuesto de 2017

El segundo presupuesto que consigue sacar adelante en esta legislatura el Gobierno PSOE-CHA, con el apoyo reticente hasta el final de Podemos, asciende a 5.577 millones de euros, de los que 5.052 millones son gastos no financiero (un 5,38 % y 258 millones más que las cuentas de 2016).

LA “ÚLTIMA” OPORTUNIDAD

Sobre el debate ha planeado la amenaza reiterada por Podemos. Uno de los motivos por los que las cuentas están aprobadas, ha dicho el portavoz de Hacienda de la formación morada, Héctor Vicente, es que “cualquier alternativa hubiera sido necesariamente peor”.

Podemos insiste en el enésimo aviso al PSOE para que “gire” a la izquierda – Cortes de Aragón

Vicente ha lanzado un “aviso a navegantes” después de un largo proceso negociador con el PSOE que se remonta a septiembre de 2016 y en el que en varias ocasiones parecía que no había visos de solución: “ahora empieza la tramitación”, ha advertido.

Con su apoyo, según Vicente, Podemos da hoy una “última oportunidad” de cumplir con su palabra respecto a las modificaciones introducidas en el texto a instancias de la formación morada. Vicente no lo ha dejado claro, pero esa afirmación ha hecho pensar a los grupos de la oposición que el de este año podría ser el último presupuesto que salga aprobado en esta legislatura.

Y la portavoz de Podemos, Maru Díaz, ha advertido al PSOE durante su intervención de que “a partir de esta tarde, la responsabilidad es exclusivamente suya”. “Ya no hay excusas“, ha agregado.

Maru Díaz, al PSOE: “La responsabilidad es exclusivamente suya. Ya no hay excusas”

LA OPOSICIÓN MIRA AL 2019

“Puede que, desgraciadamente, éste sea el último presupuesto de la legislatura”, ha dicho Elena Allué, del PAR, quien ha añadido que éstas son unas malas cuentas para tener que ser prorrogadas en el próximo ejercicio. Para Antonio Suárez, del PP, los presupuestos son un “regalo” al consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, en el día de su cumpleaños.

Son “malos; los peores de la historia“, ha agregado Suárez, al tiempo que ha hecho hincapié sobre “lo mal” que se lo ha hecho pasar Podemos a la coalición de Gobierno hasta que la formación morada decidió dar el sí a las cuentas, tras una consulta a sus inscritos en la que participaron 2.000 personas.

Martínez (Cs) reniega del optimismo del Gobierno de Aragón – Cortes de Aragón

El diputado de Ciudadanos Javier Martínez ha lamentado por su parte la visión “demasiado optimista” que tiene el Gobierno de la realidad. Los presupuestos, ha considerado, “asisten a los pobres pero no se van a utilizar para sacar de la pobreza a los pobres“.

Según el Gobierno de Aragón, estas cuentas incrementan el gasto social por encima del incremento del gasto no financiero, algo que matizan los portavoces de la oposición. “Cuentan con más dinero, pero no se les luce”, ha lamentado la popular Ana Marín.

Las dudas acerca de la inejecución de las cuentas, teniendo en cuenta que ya ha transcurrido un tercio del ejercicio presupuestario, según ha recordado el popular Antonio Suárez, han copado gran parte del debate.