Lunes, 17 de Diciembre de 2018

La Consejería de Economía reacciona tras la noticia del cierre de la central térmica de Andorra. Un shock para los habitantes de las cuencas mineras que adelantaba el “destierro” que amenazaba a la zona. El Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Fomento (IAF), convoca por primera vez el “Plan de Reindustrialización de Municipios Mineros”. Un plan que permite desembolsar 2.000.000 euros en subvenciones para proyectos de inversión municipal en localidades turolenses muy afectadas por el proceso de cierre de empresas de la minería del carbón.

Los candidatos a estas subvenciones, por su consideración de municipios mineros muy afectados por el proceso de cierre de empresas de la minería del carbón, son: Albalate del Arzobispo, Alcorisa, Alloza, Andorra, Ariño, Calanda, Cañizar del Olivar, Castellote, Escucha, Estercuel, Foz-Calanda, Gargallo, Montalbán, Palomar de Arroyos y Utrillas.

FRENAR EL “DESTIERRO”

El Gobierno deberá seleccionar los proyectos para recibir la subvención desde el punto de vista de la creación -o mejora- de infraestructuras o servicios municipales. Con un objetivo claro: para la creación de empleo o riqueza y contribuya a fijar población en los municipios. Con este plan de ayudas el Gobierno pretende frenar el “destierro” de las cuencas mineras.

Según explica el Gobierno de Aragón, también se tendrá en cuenta la tasa de población económicamente activa de la localidad, la utilidad inmediata del proyecto y el grado de ejecución en el momento de presentar la solicitud. Podrán optar a estas subvenciones las inversiones para obras o equipamientos municipales realizadas entre el 1 de enero de 2016 y el 30 de septiembre de 2017.

Estas ayudas, de entre 20.000 y 150.000 euros, serán compatibles con otras subvenciones o ingresos para la misma finalidad procedentes de otras administraciones públicas o entidades privadas, siempre que su cuantía no supere el coste de la actividad subvencionada.

CREAR RIQUEZA PARA FIJAR POBLACIÓN

El pasado mes de marzo, la Consejería de Economía que lidera Marta Gastón, convocó otras tres líneas de ayudas destinadas a proyectos de inversión en la provincia de Teruel, con cargo al FITE 2016, para promover la implantación de nuevas actividades económicas en la zona, así como para la ampliación, mejora o modernización de las instalaciones y equipos ya existentes.

En concreto, se convocaron 2 millones de euros para el desarrollo de infraestructuras municipales de localidades situadas en las Comarcas Mineras, contribuyendo a implementar proyectos que mejoren los servicios, creen empleo y asienten población en estos territorios; otros 2 millones de euros, para subvencionar proyectos de inversión empresarial en la provincia que potencien la consolidación de su tejido industrial; y, por último, se publicaba una convocatoria, con un presupuesto de 350.000 euros, para el apoyo a las inversiones y la mejora en el pequeño comercio turolense.