Martes, 11 de Diciembre de 2018

La número dos del PP de Aragón, Mar Vaquero, no ha querido perder la oportunidad tras la aprobación de los presupuestos de Aragón para lanzar un dardo al presidente Lambán. La popular enmendó ayer las políticas del Gobierno PSOE-CHA: “Lambán, aceptando los chantajes de Podemos, les concede los caprichos y al final la cuenta la acaban pagando los aragoneses“.

La comunidad -o los aragoneses-, venía a decir Vaquero, pagará la cuenta por el pago del impuesto de sucesiones. Las declaraciones las hizo tras firmar la supresión del impuestos de sucesiones en la mesa instalada por la plataforma #StopSucesiones.

Vaquero considera que este impuesto es “uno de los más injustos que hay” y acusó al presidente aragonés, Javier Lambán, de haberse “empeñado” en que los aragoneses “tributen por morirse, tributen doblemente por una situación en la que ya a lo largo de su vida han conseguido que sus familiares también paguen sus correspondientes impuestos”.

En opinión de los populares, el impuesto de sucesiones es un impuesto “injusto“, que realmente grava la renta de las familias y que desincentiva la inversión. De hecho Vaquero aseguró que seguirán presentando iniciativas para lograr que los aragoneses “no sean y no estén más discriminados” que otros ciudadanos del resto de España, donde este impuesto ha tenido “bonificaciones y reducciones”.

En este sentido, explicó la número dos del PP-Aragón, que en la legislatura anterior desde el gobierno del PP-PAR “se llegó a aplicar reducciones”. Aunque nunca se llegó a la practica totalidad de la bonificación o reducción, algo que ahora sí piden los populares.