Domingo, 16 de Diciembre de 2018

El Juzgado Togado Militar número 32 de Zaragoza investiga la existencia de cámaras ocultas en las duchas de mujeres soldados en Zaragoza. La Guardia Civil, encargada de la investigación, detectó un sinfín de grabaciones desde la cámara de la ducha pero también desde otras ubicaciones. El inicio de la investigación se produjo tras la denuncia de una soldado al percatarse de que estaba siendo grabada en la ducha.

Según cuenta El Confidencial, y ha podido conocer HOY ARAGÓN de fuentes cercanas al caso, los agentes de la benemérita detuvieron al acusado -miembro del Ejercito- y se percataron que los archivos que tenía en su propiedad eran aún más numerosos. Detectaron que tenía archivos con grabaciones, pero no todas habrían sido grabadas en la ducha, también en habitaciones y otras ubicaciones. Los agentes, tras la detención, incautaron varios ordenadores en el domicilio del soldado encontrando un volumen importante de archivos.


Publicidad


Fuentes cercanas al caso reconocen a HOY ARAGÓN que el Juzgado Togado Militar 32 imputa al soldado un delito contra los derechos fundamentales y libertades públicas contemplado en el Código Penal Militar.

Los agentes de la Guardia Civil intuyeron que habría más dispositivos. Por ello, los investigadores se encuentran revisando aún las instalaciones militares a las que tenía acceso el acusado en busca de más grabaciones que comprometan la intimidad de las mujeres soldado.

Se desconoce aún el alcance del operativo utilizado por el acusado para grabar imágenes de las funcionarias, por lo que todavía continúan rastreando las dependencias militares por la investigación judicial. El proceso se está llevando tanto por la jurisdicción militar como civil.

Tras la incautación de archivos y grabaciones en el ordenador personal del acusado con información sobre víctimas civiles, la investigación está llevando el cauce penal por el juzgado ordinario. El encargado es el Juzgado de Instrucción número 3 de Zaragoza.