Jueves, 18 de Octubre de 2018

 

María Purificación Lapeña, aragonesa de nacimiento, ha presentado una denuncia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) contra España, y en concreto contra el Gobierno de Mariano Rajoy, por no llevar a cabo la exhumación de su abuelo y su tío abuelo del Valle de los Caídos (Madrid) donde fueron enterrados tras ser fusilados.

La denuncia, presentada por su abogado, Eduardo Ranz, está motivada por la vulneración reiterada de la tutela judicial efectiva ya que, según alega el letrado en la denuncia, la aragonesa María Purificación Lapeña tiene el derecho judicial reconocido a dichas exhumaciones, desde hace un año.

“Hemos acudido a Naciones Unidas buscando un fallo humanitario que haga cumplir al Gobierno español la sentencia que reconoce el derecho a exhumar a los hermanos Lapeña, fusilados como tantos otros por ser demócratas”, señala el letrado en un comunicado.

Alega el abogado la “falta de sensibilidad del Gobierno español con las familias que pretenden exhumar así como la vulneración de la tutela judicial efectiva de la demandante, que hace un año obtuvo una sentencia y a día de hoy ningún ente público, administrativo o judicial ni persona alguna ha procedido a su cumplimiento”.

Por ello, la denuncia se centra en señalar al Estado español por incumplir los pactos civiles y políticos, y pide que se dicte un fallo por el que María Purificación Lapeña recupere los restos de su abuelo y su tío abuelo, Manuel y Antonio Ramiro Lapeña Altabás.

Recuerda el letrado que en los últimos cinco años el caso de los hermanos Lapeña ha sido visto por un Juzgado de Instrucción de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), la Audiencia Provincial de Madrid, el Tribunal Constitucional, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el Juzgado de Primera Instancia número 2 de San Lorenzo de El Escorial y el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.