Viernes, 14 de Diciembre de 2018

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha dado un expreso reconocimiento a la estación de observación meteorológica de Daroca tras cien años de servicio ininterrumpido, concretamente desde 1909. Un logro que ocupa la estación zaragozana junto a las estaciones de Madrid-Retiro (1983), Tortosa (1905) y la tinerfeña de Izaña (1916).

Para obtener este reconocimiento estas estaciones deben seguir en funcionamiento tras haberse fundado hace al menos un siglo. España es el único país con cuatro observatorios centenarios reconocidos en esta convocatoria. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) cuenta en la actualidad con una extensa red de más de 3.000 estaciones meteorológicas repartidas por todo el país para recabar información climatológica básica.

EL ‘ORÁCULO’ DE DAROCA

Para ser propuestas y reconocidas como centenarias, las estaciones deben cumplir una serie de criterios, como que se haya fundado hace al menos cien años y que esté en funcionamiento en la actualidad; que los períodos de inactividad no sean superiores al 10% del tiempo, salvo en momentos de conflicto o desastres naturales; y que la estación no haya sufrido reubicaciones que hayan afectado a las características climatológicas.

Estas estaciones, según informa el Ministerio de Medio Ambiente en un comunicado, suponen un patrimonio climático de gran valor en la vigilancia y la adaptación al cambio climático, también tienen que cumplir otros criterios que garanticen la obtención de datos de alta calidad y la continuidad de la actividad de la estación.

Daroca, cuyas series arrancan en 1909, cuenta con 106 años completos y únicamente uno incompleto de precipitación; y 103 completos y cuatro incompletos de temperatura. Su ubicación, a 790 metros de altitud y en las murallas de la ciudad, es francamente única.

La estación zaragozana está equipada con instrumentación manual y automática. En ella se registra parámetros atmosféricos tales como la presión atmosférica, temperatura del aire y del suelo, humedad, viento, visibilidad y radiación solar, entre otros.

DE 40,2 ºC A -24,2ºC

Las temperaturas extremas registradas en el Observatorio de Daroca durante estos 100 años han sido los 40,2 °C de máxima absoluta en el año 1987 y los –24,2 °C de 1918, según recoge Yolanda Jiménez en un informe editado por la AEMET.

Junto al dato de 1918, hay que añadir los -22,4 °C registrados el 17 de diciembre de 1963. Estos datos de mínimas extremas, según explica Jiménez, acreditan que sería más correcto extender hasta Daroca el famoso ‘triángulo del frío’. El área que comprende Teruel, Molina de Aragón y Calamocha.

Durante el tiempo que ha estado marcando la pauta climatológica el emplazamiento no ha cambiado, salvo en las primeras semanas de funcionamiento hace un siglo. La estación se encuentra en un tramo de muralla, junto a uno de los torreones del antiguo colegio Escolapio, dentro del casco urbano y sobreelevado sobre el nivel del terreno. Un lugar único junto al entorno histórico de Daroca.