Jueves, 18 de Octubre de 2018

930 kilómetros es el recorrido del río Ebro desde Cantabria hasta Tarragona, ‘falleciendo’ en el Mar Mediterráneo. Un tramo por el que el río acumula toneladas y toneladas de sedimentos durante su paso por hasta siete comunidades autónomas. Sin embargo, según una plataforma ecologista, el fin del viaje del río -el Delta del Ebro- podría desaparecer por la falta de sedimentos.

El motivo, según apuntan, es que los sedimentos no alcanzan el final del trayecto hasta la desembocadura por las presas construidas durante su trayecto. Las miles de toneladas se ‘aparcan’ antes de llegar al Delta del Ebro, un parque natural de casi 8.000 hectáreas único en Europa. La Plataforma ‘Campaña por los Sedimentos’ alerta también de la elevación del nivel del mar y el hundimiento del terreno.

VÍA LIBRE A LOS SEDIMENTOS

Uno de los portavoces de la plataforma, Josep Bertomeu, asegura que “en 100 años el Delta desaparecerá por la retención de los sedimentos”, y que los embalses quedarán “inutilizados” por su acumulación, por lo que ha exigido que las administraciones tomen medidas en este sentido. Especialmente, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) que aglutina las voluntades de siete comunidades donde tiene presencia el río Ebro.

El Delta del Ebro en una imagen de los años 50 – Universidad de Barcelona

La plataforma ecologista reclama que “se de vía libre a los sedimentos“, ya que es “una cuestión de interés general”. Los representantes de la campaña explican que los sedimentos “regeneran la costa y el Delta”. Y sobretodo, según explican, elevan el terreno. Un aspecto muy importante de cara a la probable subida del nivel del mar debido al cambio climático, que podría hundir la zona bajo el agua.

Josep Juan, otro de los portavoces de la plataforma, considera que los embalses tienen unas “compuertas” que permiten evacuar los sedimentos que se acumulan en el fondo, pero denuncia que estas compuertas “no están operativas” aunque el Plan de Mantenimiento de las Presas prevé que se abran “cada año”.

No es un tema político, es un tema de supervivencia. Espero que las fuerzas políticas no hagan un uso partidista del tema y que la CHE actúe como debe“, ha añadido el representante de la plataforma.

EL DELTA DESAPARECE LENTAMENTE

Los principales investigadores que avalan el principal estudio que garantiza la desaparición del Delta del Ebro en 100 años afirman que “sólo hace falta ver las fotografías del proceso que ha llevado el Delta”. De hecho, parte de su extensión original ya se ha perdido.

Una imagen actual del Delta del Ebro (i), y una imagen de hace más de 50 años (d) – UB

Por otro lado, afirman que el mar Mediterráneo recorta cada año unos 10 metros de terreno en el Delta del Ebro. Y con la desaparición del Delta se perdería paulatinamente un fértil terreno agrícola donde crecen arrozales, así como la perdida de un paraje imprescindible para la biodiversidad de la zona.

Más de 300 especies de aves distintas viven en el Delta del Ebro – Clima Dat

En el Delta del Ebro viven más de 300 especies de aves distintas y algunas nidifican en este humedal durante sus migraciones. Además, la zona está catalogada de importancia internacional para ocho especies de plantas diferentes.