Jueves, 18 de Octubre de 2018

Javier Lambán nunca ha escondido su duro discurso contra el independentismo catalán. Y tras la intención del Gobierno de Cataluña de volver a llamar a las urnas a los catalanes el próximo 1 de octubre, Lambán ha sido tajante. El presidente del Gobierno de Aragón considera que la actitud adoptada por la Generalitat es una “posición enloquecida directa a un precipicio“.

El Gobierno de Aragón, según ha precisado Lambán, es “rotundo” en el rechazo a la hoja de ruta de Puigdemont y al referéndum secesionista. El Gobierno de Aragón, en este asunto, “apoya totalmente” al presidente Mariano Rajoy sobre el enfrentamiento con el independentismo catalán.

Sin embargo, Lambán defiende que es necesario “intensificar el diálogo” entre el Estado y Cataluña. Y vuelve a erigirse como pivote para el diálogo. Según el líder socialista, Aragón puede tener una función “muy importante” por razones de cercanía, vecindad y conocimiento mutuo.

LA FRICCIÓN CON RAJOY: LA BILATERAL

En pocos días, tanto el Gobierno de España como el Gobierno de Aragón se reunirán en la Comisión Bilateral Estado-Aragón. El presidente Lambán, según ha avanzado a los medios esta mañana, aún tiene “alguna esperanza positiva” en los resultados la citada reunión. Lambán es consciente de que las cosas “no pintan bien”.


Publicidad


La Comisión Bilateral constituye la reunión del máximo órgano de cooperación entre el Estado y la Comunidad, constituido en enero de 2008 según lo establecido en la reforma del Estatuto de Autonomía de Aragón. La última reunión de la Comisión Bilateral tuvo lugar en octubre de 2013, durante el Gobierno del PP-PAR.

El presidente Lambán considera “razonable” que en el orden del día de la reunión se incluya el análisis de los incumplimientos de los acuerdos a los que se ha llegado en otras ocasiones. Y también una actualización del estado de los contenciosos y problemas de financiación que plantea Aragón con el Estado.

LA “INCOHERENCIA” DE BEAMONTE

También ha criticado Lambán al principal partido de la oposición. El presidente aragonés reconoce su “sorpresa”, debido a que el PP de Aragón manifieste su “absoluta aquiescencia y conformidad” con el Gobierno de España. Según Lambán, no es razonable que no se hable del acuerdo bilateral de financiación que también consagra el Estatuto de Autonomía.

Lambán ha recordado que, aunque el PP de Aragón no quiere que en la reunión bilateral Aragón-Estado se hable del acuerdo en financiación, en octubre del año pasado los populares votaron a favor de reprobar al Gobierno de Aragón por no poner en marcha los mecanismos necesarios para lograrlo. “Es un ejercicio de coherencia digno de llamar la atención”, se ha expresado de manera irónica Lambán.


Publicidad


El presidente aragonés pide públicamente al PP de Aragón que “deje la incoherencia”, porque “no se puede estar en misa y repicando”, y a su presidente, Luis María Beamonte, le sugiere que en lugar de ponerse “incondicionalmente” del lado del Gobierno de España, que se ponga “del lado de los aragoneses”.