Martes, 11 de Diciembre de 2018

Las redes sociales también son motivo de crítica parlamentaria, o de ‘vacile’ entre rivales políticos. Ha habido de todo. Desde ‘zascas’ antológicos, rifirrafes entre miembros de partidos distintos, o incluso las ‘pullitas’ tímidas a miembros del mismo partido. Las redes sociales son un mundo abierto a pocos caracteres. Aunque a veces con 140 caracteres se puede dejar noqueado a tu rival político con más efectividad que una sesión parlamentaria.

Algo así ha conseguido el líder de Podemos Aragón, Pablo Echenique, con el jefe del Ejecutivo aragonés Javier Lambán. Un tímido ‘zasca’ de Echenique tras un error en Twitter del presidente Lambán. Coincide el ‘zasca’ en el mismo día que Lambán le ha matizado a Echenique el “surrealismo” que siente con alguna de sus intervenciones y que “asuma responsabilidades” por “falsear la verdad” durante un debate parlamentario. Pues bien, Echenique se ha servido la venganza en un tuit frío a las pocas horas.

El presidente Lambán tuiteaba: “Heraldo”. Un tuit que no iba con esa intención. Seguramente el presidente aragonés intentaba buscar en Google, en la misma red social o vete tú a saber. El caso es que durante la sesión plenaria de las Cortes, Echenique -ávido en el vértigo social de Twitter- le ha contestado a Lambán antes de que éste borrara el tuit.

Un ‘zasca’ de Echenique tras el evidente error de Lambán. Minutos después, el presidente -o su equipo- borraba el tuit “Heraldo“. Pero Echenique, también ávido, capturó el tuit y lo lanzó al mundo tuitero.