Lunes, 17 de Diciembre de 2018

El líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique, ha querido conocer la gestión del Gobierno de Lambán en la mayor empresa pública de Aragón, Sarga, tras la condena a dos exdirectivos por corrupción y un demoledor informe de la Cámara de Cuentas sobre su gestión. Sin embargo, lejos de enmendar la gestión del Gobierno, se ha llevado un rapapolvo por parte de la mayoría parlamentaria.

En palabras de la diputada del PAR, Lucía Guillén, “lo único que saben -Podemos- es poner el ventilador“. O por otro lado, el portavoz del PSOE, Javier Sada, ha definido la actuación de Echenique con la petición de responsabilidades a Javier Lambán: “Está más preocupado por el titular que por la verdad“.

SARGA, EL ‘POZO’

La Cámara de Cuentas fiscalizó la actuación de la mayor empresa de Aragón durante el ejercicio 2015. Según apunta la Cámara de Cuentas, en líneas generales, recibe el visto bueno a la actividad relacionada con su creación y posterior gestión, aunque advierte de 22 incumplimientos.


Publicidad


La empresa pública SARGA fue la resultante de la fusión entre las empresas públicas aragonesas Sirasa y Sodemasa en octubre de 2012. Las ‘niñas bonitas’ del PSOE y el PAR. Sirasa estaba controlada por el PSOE y Sodemasa por el PAR durante el Gobierno de Marcelino Iglesias y la sombra política de José Ángel Biel. Durante el mandato de Alfredo Boné en la Consejería de Medio Ambiente ambas tuvieron 1.500 trabajadores en plantilla en total. Todo un gigante empresarial en el sector público controlado por los designios de los políticos.

El órgano fiscalizador analizó hasta 22 incumplimientos, en el ámbito de la ordenación de personal, el saneamiento financiero, las retribuciones, las dietas o la contratación, y además fija un total de cinco recomendaciones “más urgentes“. El año fiscalizado por la Cámara de Cuentas es un enmienda a la gestión del Gobierno de Rudi (PP) con el Partido Aragonés, tras la fusión de las ‘niñas bonitas’ Sirasa y Sodemasa.

La Cámara explica que no hay ningún documento sobre la fusión, su implantación en el territorio ni las consecuencias laborales. Y ni siquiera en el objetivo del ahorro y la eficiencia, uno de los principales objetivos que impulsó la fusión de las quebradas empresas Sirasa y Sodemasa en Sarga.

En el aspecto retributivo, la Cámara de Cuentas detecta que 187.000 euros se perciben mediante pluses no previstos en los convenios de origen y 174.000 euros mediante mejoras individuales que funcionan como complementos absorbibles. Las dietas que se otorgan en Sarga, el órgano fiscalizador advierte de que no se aprobó una regulación global, suficiente y precisa. Sarga gastó en el 2015, 602.000 euros por estos conceptos. Un 2 % del gasto de personal.


Publicidad


Por otro lado, lejos del informe de fiscalización, está la condena judicial para dos exdirectivos de Sarga por malversar dinero con las dietas de kilometraje. Dos exdirectivos de Sarga fueron condenados por la Audiencia de Zaragoza a penas de prisión. Según la sentencia, Silvio Dellepiane Palomino-Rendón y Enrique Martin Bernal urdieron un plan para compensar la bajada de sueldo de uno de ellos con gastos de kilometraje ficticios por valor de 1.438 euros.

“RÉDITO POLÍTICO CON LA CORRUPCIÓN”

El pleno de las Cortes de Aragón centro el debate sobre el informe de la Cámara de Cuentas y la condena judicial a los dos exdirectivos de Sarga. El líder de Podemos, Pablo Echenique, encaraba la comparecencia para exigir la responsabilidad política que tendría el presidente Lambán en las ineficiencias que destapa la Cámara de Cuentas, después de llegar al Gobierno. Y concretamente, si conocía alguna de estas ‘ineficiencias’.

Según Echenique, la empresa pública Sarga ha sido utilizada como “una empresa clientelar“. Entiende el diputado morado que “algo había podrido porque era vox populi“, y por ello Podemos debe pedir responsabilidades para “desparasitar las instituciones” de la corrupción, y “los hermanos pequeños” como el caciquismo o el clientelismo.


Publicidad


Uno de los exdirectivos condenados, según ha explicado Echenique, “siguió siendo gerente” con el Gobierno de Lambán y “hoy es un corrupto”. “¿Le consta que este señor siguió delinquiendo durante su gobierno?“, preguntaba Echenique al presidente Lambán.

El líder del PSOE aragonés, Javier Lambán, reconoció que la comparecencia era “ridícula” propia de “su obsesiva pretensión”. Sin embargo, el presidente ha querido responder que el Gobierno de Aragón actúa con “diligencia”. A su vez, ha destacado que el tiempo del cese del exdirectivo condenado fue de 6 meses por “el procedimiento habitual” de las sociedades públicas. Por otro lado, reconoció que desde su presidencia se ha actuado con “pulcritud y transparencia”.

Por último, Lambán ha remarcado el objetivo, a su juicio, de la intención política de Podemos con la petición de responsabilidades. El presidente ha zanjado que “quién debería asumir responsabilidades es usted” por “falsear la verdad” respecto a las posibles responsabilidades del Gobierno con la empresa pública Sarga.

“PARTIDOS CARROÑEROS”

El resto de grupos parlamentarios también han valorado la petición de responsabilidades de Podemos a Javier Lambán. El diputado popular, Miguel Ángel Lafuente, ha recordado que la fusión hecha por el Gobierno PP-PAR se debió para “solventar dos empresas públicas quebradas”, en relación a Sirasa y Sodemasa. También quiso destacar que la intención de Echenique para criticar “sin leer el informe” de la Cámara de Cuentas es propio de “partidos carroñeros”.

La portavoz de Izquierda Unida, Patricia Luquin, ha criticado que no se ha redactado ningún informe sobre el resultado de la fusión entre Sirasa y Sodemasa. Y le ha remarcado a Javier Lambán: “¿Habrá informe? Por otro lado, la portavoz de Cs, Susana Gaspar, ha criticado la actuación del Gobierno de Lambán por “mirar para otro lado”, aunque ha mirado a la bancada del PP para exigir responsabilidades al ex Consejero de Agricultura, Modesto Lobón. “No sé como no le quema el sillón“, decía Gaspar.


Publicidad


La diputada aragonesista, Lucia Guillén, ha remarcado que la intención de Podemos es “criminalizar” la gestión de Sarga contando lo que les interesa. “Cuente todo, señor Echenique”, ha matizado Guillén. El portavoz socialista, Javier Sada, ha hecho una enmienda a la totalidad a la petición de responsabilidades por parte de Podemos. Sada, le ha recriminado a Echenique que “está más preocupado por el titular que por la verdad“.