Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Zaragoza sigue siendo la segunda ciudad más endeudada de España, tan solo por detrás de la capital de España. La capital aragonesa, gobernada por ZEC (Podemos e IU), ha sido la única gran capital -y la única ciudad de los autoproclamados ‘ayuntamientos del cambio‘- que aumenta su deuda en el primer trimestre del año 2017.

Y también, ha vuelto a superar los mil millones de euros tras meses por debajo de este umbral. Una cifra que contrasta con el optimismo del Gobierno municipal y su intención de salir del plan de ajuste del Ministerio de Hacienda.

Los ayuntamientos españoles fueron la única administración que redujo su deuda en el primer trimestre, con 3.486 millones de euros menos que hace un año. Por otro lado, el Estado mantiene una deuda de 814.386 millones, y las Comunidades Autónomas alcanzan los 279.264 millones. Ambas administraciones alcanzan máximos históricos.


Publicidad


LA DEUDA ASFIXIA A ZARAGOZA

La deuda del Ayuntamiento de Zaragoza se sitúa en 1.011 millones de euros siendo la única gran ciudad que aumenta su deuda en los tres primeros meses del año. Una situación financiera que supone un lastre para la ciudad, pero que hereda desde hace casi diez años.

Fernando Rivarés (d) es el encargado de los números de la ciudad – Zaragoza

Por ejemplificar con un dato de hace pocos meses, aportado por el Banco de España, Zaragoza fue la única ciudad que disparó su deuda desde junio de 2015 a junio de 2016. Es decir, durante el primer año de ZEC en el Gobierno de Zaragoza. En el último semestre de 2016 la deuda se reduce pero el aumento del primer trimestre de 2017 certifica una inestabilidad notable en las cuentas municipales.

A día de hoy, la deuda municipal se sitúa en más de mil millones de euros. Lo que supone, en términos monetarios para un zaragozano medio, una deuda por habitante superior a los 1.500 euros. Sin duda, la evolución ascendente de la deuda en Zaragoza -durante los últimos diez años- no tiene comparación alguna con las otras capitales españolas.


Publicidad


De hecho, la situación financiera de Zaragoza es tan grave que es la única gran ciudad que esta sometida al plan de ajuste del Ministerio de Hacienda, lo que le obliga a no poder contraer ningún crédito bancario. El resto de grandes capitales, Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, redujeron su deuda en el primer trimestre.

Hace un año, el mismo informe del Banco de España, acreditaba la deuda de Zaragoza en -a 31 de marzo de 2016- 1.093 millones. Sin embargo, a finales de marzo de este año la deuda se situaba en 1.011 millones de euros.