Martes, 11 de Diciembre de 2018

El Partido Popular no dará su apoyo al PSOE de manera gratuita. El líder del PP de Aragón lo dejó claro, en la mañana de ayer, en las Cortes de Aragón. Si los socialistas necesitan el apoyo de los populares para alguna modificación presupuestaria, deberán aceptar unas condiciones para alcanzar ese acuerdo.

La primera condición del PP, ante la necesidad de apoyos -previsiblemente- por parte del PSOE para ampliar el presupuesto a la escuela concertada, sería negociar un paquete de medidas para rebajar la carga fiscal en Aragón.


Publicidad


Precisamente, hace varios meses, el Partido Socialista necesitó el apoyo de los populares para sacar adelante cinco grandes modificaciones presupuestarias. La ampliación del presupuesto para la escuela concertada, los clubes de futbol autonómicos, la paga extra a los funcionarios, la justicia gratuita y el pago a las comarcas.

Cinco acuerdos que necesitaba el PSOE para continuar aplicando sus políticas, y que los populares ‘regalaron’ con el preaviso de que “no vamos a estar siempre“, decían hace meses. De hecho, las modificaciones presupuestarias fueron un punto de fricción entre las relaciones de PSOE y Podemos. Ahora, si el PSOE necesita un acuerdo con el PP para modificar partidas presupuestarias, los populares pondrán condiciones encima de la mesa.

“BIENVENIDO” A LA DESPOBLACIÓN

La sorpresiva declaración de intenciones del líder del PP de Aragón al presidente del Gobierno se manifestó durante un debate parlamentario sobre la despoblación. Beamonte, entendió que la despoblación no solo afecta a la Comunidad Autónoma, sino a otras regiones y también a otros territorios europeos “y precisa de la cooperación” de todos.

Beamonte apostó por la reorganización competencial. “No hay mayor libertad que quedarse a vivir donde uno desea“, explicó Beamonte. Algo, que a juicio del popular, exige que haya empleo, buenas comunicaciones o medidas fiscales.


Publicidad


El presidente del Gobierno le dio la “bienvenida” al problema de la despoblación en Aragón. De hecho, el presidente Lambán le recordó a Beamonte que cuando él presidía la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) planteó un plan para que este territorio accediera a los fondos de inversiones especiales, y el líder del PP de Aragón votó en contra. E incluso le criticó que después, cuando Beamonte fue presidente de la DPZ, suprimió dos planes contra la despoblación qué él impulsó con anterioridad.

Posteriormente, Lambán le aclaró al líder popular que el Gobierno de Aragón “está actuando bien, con diligencia, contundencia y convicción“. El presidente aragonés aseveró que está tratando de liderar la causa de la despoblación como problema nacional y buscando soluciones “de Estado”.

“Siempre he dicho que no hay varitas mágicas”, dijo Lambán. Según las tesis del presidente aragonés, la despoblación se combate llevando la banda ancha a los pueblos, abriendo centros de salud, impidiendo el cierre de escuelas y “actuando de manera transversal”.