Lunes, 10 de Diciembre de 2018

Un artículo recogido en el Estatuto defendido durante años por todos los partidos aragoneses ha suscitado desencuentros en los últimos días. Principalmente, por la postura cerrada del PP de Aragón a reabrir el debate del artículo 108 del Estatuto de Autonomía en la próxima comisión bilateral con el Estado, fechada para el próximo 27 de abril.

El ‘dichoso’ artículo cita textualmente que “la Administración General del Estado y la Comunidad Autónoma de Aragón suscribirán un acuerdo bilateral que se formalizará en Comisión Mixta y podrá ser revisado periódicamente de forma conjunta, deberá tener en cuenta el esfuerzo fiscal de Aragón y que atenderá singularmente los criterios de corresponsabilidad fiscal y solidaridad interterritorial”.

Es decir, un ‘plus’ en la financiación al margen de la financiación autonómica que se está debatiendo en el conjunto del territorio nacional.


Publicidad


BEAMONTE RECULA

Una postura que aglutinaba a la mayoría parlamentaria, excepto al PP. De hecho, el presidente de los populares, Luis María Beamonte, reconocía hace pocos días que el debate sobre el 108 era una estrategia del Gobierno de Lambán para “buscar el elemento de más distancia para no aproximarse”. Lo calificó de “excusa de mal pagador para que la Comisión Bilateral se distancie”.

Sin embargo, pocos días después, la portavoz en las Cortes, Mar Vaquero matizó que “se hable lo que se tenga que hablar, porque el 108 ahí está“. Vaquero se mostró favorable a que en la Comisión Bilateral Aragón-Estado se trate cualquier asunto que sea de interés, incluido el artículo 108 del Estatuto.

Vaquero a su vez incidió en la importancia de que la comisión bilateral sea “util” para conseguir que los acuerdos trazados durante la misma “sean efectivos”. Una postura que han defendido todos los grupos parlamentarios.

LAMBÁN Y SU INESTABILIDAD

Asimismo, la portavoz popular recordó el debate planteado en la comisión a nivel estatal sobre la financiación autonómica. Según Vaquero “hay un claro compromiso de reformar el sistema de financiación“, impulsado en su momento por el Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero.


Publicidad


Vaquero, en el final de su intervención ante los periodistas, pidió “compromiso, ánimo de colaboración y lealtad institucional” al Gobierno de Lambán. Y concretamente, a que el Ejecutivo aragonés se deje de “enfrentamientos” para justificar la “inestabilidad” que padece y consiga “llegar a acuerdos”.