Sabado, 20 de Octubre de 2018

La portavoz de Podemos, Maru Díaz, defendió ayer que la “fiesta” del ‘Plan Pirineos’ urdido por Alfredo Boné debe de investigarse a fondo para esclarecer cualquier indicio de duda, o de corrupción. El partido morado cree que “es más importante que nunca” impulsar la Comisión de Investigación en las Cortes para que ‘desfilen’ todos aquellos que intervinieron en el macroproyecto para trufar de depuradoras el Pirineo aragonés.

Hay nombres propios que suenan con fuerza para dar respuesta ante las numerosas dudas que plantea el multimillonario Plan de Depuración y Saneamiento de Aragón. Entre ellos, el ideólogo Alfredo Boné (PAR); la Ministra de Medio Ambiente del Gobierno de Rodríguez Zapatero, Cristina Narbona (PSOE); los máximos responsables del Gobierno de Aragón durante el año 2008-2010 y, según promueve Podemos, podrían comparecer las empresas concesionarias de los contratos del ‘Plan Pirineos’.

“UNA FIESTA CON DINERO PÚBLICO”

Maru Díaz comparecía ante los medios de comunicación minutos después de la rueda de prensa del Consejero Olona. La portavoz morada defiende que desde Podemos “llevamos dos años diciendo que hay contratos que no deberían estar vigentes en la actualidad. Y estos contratos no hacen más que darnos la razón, que el plan no funcionaba, que el plan era un fracaso“.

Por otro lado, sobre las palabras de la directora del Instituto Aragonés del Agua Inés Torralba, que considera un “dislate” el ‘Plan Pirineos’, la portavoz de Podemos dijo que “más que un dislate, es una fiesta con dinero público que se entiende bastante mejor”.

Sin embargo, reconoce la diputada de Podemos que la rescisión de los contratos por parte del Gobierno de Aragón “es un primer paso”. Pero Díaz no quiere alzar la mirada en el nuevo plan que promete el Gobierno. La diputada morada echa la vista hacía atrás: cree que deben de ponerse nombres y apellidos de los responsables de semejante “despropósito“.

“Si juntas toda la inutilidad junta de todos los políticos de la historia es difícil que te salga como resultado el despropósito que estamos viviendo en torno a las depuradoras”, puntualizó Díaz. Y sentenció al entender que “si no es un caso de corrupción, bien se le parece”

A juicio de la portavoz morada, hay tres razones fundamentales que pivotan sobre el ‘Plan Pirineos’ y en su conjunto sobre el Plan Aragonés de Depuración y Saneamiento. Díaz precisa todo lo que Podemos pide que se esclarezca: por qué se eligió una ejecución externalizada, por qué inyectando casi 150 millones el Gobierno central se destinó ese dinero para obras que estaban fuera del plan de saneamiento y por qué las depuradoras proyectadas estaban sobredimensionadas en función de la población equivalente.

LA “TRAMA” DEL AGUA EN ARAGÓN

Según la diputada de Podemos, el Consejero Olona no se preguntó “cómo hemos llegado hasta aquí”. Entiende Díaz que desde el Gobierno se hace una escenificación reconociendo el fracaso pero “nada más”. Y precisa que Podemos buscará los responsables de una “trama” en torno al agua en Aragón.

Desde Podemos también defienden que alguien deberá asumir responsabilidades políticas. Y sobre todo, entienden en la formación morada que detrás del plan está “el impuesto para tapar la fiesta de los de arriba“. Díaz valora el impuesto de las contaminación de las aguas, conocido por ICA, como un impuesto “injusto”.

Maru Díaz pretende que el resto de grupos se movilicen para comenzar la Comisión de Investigación sobre el Plan de Saneamiento y Depuración para “que hablen las personas responsables, todo el mundo que esté implicado en el proyecto”