Viernes, 14 de Diciembre de 2018

La Justicia reitera al gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) el impedimento para municipalizar el servicio de atención telefónica municipal 010. Mediante un auto judicial, el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Zaragoza desestima la petición del consistorio para retirar o modificar las medidas cautelares impuestas.

La decisión judicial de suspender cautelarmente la municipalización del servicio 010, tras un recurso de la CEOE y de la Delegación del Gobierno en Aragón, choca frontalmente con las tesis defendidas por el Gobierno de ZEC, y principalmente con el concejal de Servicios Públicos, Alberto Cubero.

El edil de ZEC siempre ha defendido que la municipalización del servicio de atención telefónica del 010 es “socialmente justa, técnica y jurídicamente correcta“. La municipalización del servicio 010 fue aprobada por decreto de la Alcaldía -de manera unilateral- sin votarse en el pleno municipal.

El pasado mes de marzo, la decisión de Alberto Cubero de municipalizar el 010 recibió un duro revés desde la Intervención municipal. En su alegato jurídico, la Intervención explicaba que el Gobierno de ZEC -y el propio alcalde, Pedro Santisteve- tomó una decisión por cauces irregulares.

PROHIBIDO SUBROGAR A LAS TRABAJADORAS

La decisión de la jueza es una reiteración a lo esgrimido en las medidas cautelares de hace meses. El auto mantiene la prohibición, hasta que se dicte sentencia, de subrogar a las catorce trabajadoras del servicio municipal de telefonía.

Las trabajadoras del 010 están en una situación límite / CCOO

Es decir, prohibe incluirlas como personal laboral indefinido no fijo sin pasar por los criterios recogidos en el Estatuto del Empleado Público. El auto judicial podrá ser recurrido por las partes en un plazo de 15 días.Según el auto, la jueza niega levantar las medidas cautelares que solicita el Ayuntamiento porque podría acarrear “una grave afección al interés público”.

A su vez declara: “No deben olvidarse todos aquellos posibles aspirantes a la obtención de un empleo municipal, que confían en que dicho acceso tenga lugar a través de una Convocatoria Pública, oportunamente regulada, a través de los principios constitucionales de “mérito y capacidad“.

EL ‘LIMBO’ LABORAL DE LAS 14 TRABAJADORAS

La jueza mantiene las medidas cautelares decretadas el pasado mes de marzo, pero algo sí ha cambiado desde entonces: la situación precaria de las trabajadoras y de la empresa prestadora del servicio 010. Pyrenalia decidió hace pocos días que no prestaría en adelante el servicio de telefonía municipal por su inviabilidad financiera.

Por ello, el Ayuntamiento de Zaragoza negó a la empresa Pyrenalia la cesión del contrato a una de sus filiales que podían mantener la solvencia del servicio. Sin embargo, el gobierno de ZEC decidió mantener el servicio pese a los incumplimientos de Pyrenalia, y por tanto, mantener a las 14 trabajadoras que llevaban meses sin cobrar.