Sabado, 17 de Noviembre de 2018

Fracaso. Es la palabra que más repitió la portavoz popular Mar Vaquero en rueda de prensa sobre la situación en la que está la partida presupuestaria para la escuela concertada. Hace pocos días, el Gobierno de Aragón no pudo sacar adelante una modificación de 31 millones para la concertada tras el voto en contra del PP y de Podemos. La modificación presupuestaria tenía como destino el pago de las nominas de los profesores.

Sin embargo, tras el rechazo en la Comisión de Hacienda a la propuesta de los socialistas, desde el PP tienden la mano para negociar cualquier política. Pero advierten “de la incapacidad del Gobierno de Lambán para obtener el apoyo de los grupos de la izquierda“.

LA CONCERTADA, Y “EL FRACASO DE LA IZQUIERDA”

La popular Mar Vaquero tildó de “fracaso del Gobierno” la situación de la escuela concertada durante los últimos meses. Creen desde el PP que la génesis de la inestabilidad que se ha dado en torno a la concertada radica en “el modelo de izquierdas fracasado” que representan el PSOE, Podemos, Chunta e IU.

Vaquero: “Si Lambán reconoce el fracaso de la izquierda, deberá girar hacía el PP”

Según afirma Mar Vaquero, no es responsabilidad del Partido Popular “correr al auxilio de un gobierno cuando se queda solo“. Entiende la portavoz del PP que su grupo no puede ser “cómplice” de un modelo de izquierdas “cada vez más radicalizado“.

Lambán, pensativo en un acto público / A.S

Pero, ¿por qué votó en contra el PP a la modificación presupuestaria en favor de la concertada? La respuesta la dio la diputada popular. Vaquero confesó que el voto en contra se dialogó y consensuó con todo el grupo parlamentario.

Y confirmó que “no es responsable consentir y propiciar que Lambán siga cometiendo estas astracanadas” sometiendo a la educación, a los funcionarios y a los principales pilares del Estado del Bienestar a una continua infradotación presupuestaria.

El teléfono no ha sonado, reconoce el PP. Se refiere, la diputada Vaquero, a que lo que debería de hacer el presidente aragonés es llamar al líder del PP-Aragón, Luis María Beamonte. Pero esa llamada, no se ha producido. Fuentes socialistas cuentan a este diario que el contacto fue previo en el ámbito parlamentario -entre los diputados- pero no entre ambos líderes.

LA LEJANÍA ENTRE LAMBÁN Y EL PP

Entienden desde las filas populares que Lambán no puede buscar “de tapadillo” el acuerdo con el PP, en un momento delicado tras la aprobación de los presupuestos “tratando de engañar a la ciudadanía y a sus socios de gobierno“.


Publicidad


Según Vaquero, el conflicto de la concertada es fruto del “fracaso” del Gobierno de Lambán y la tutela de sus “socios”, principalmente Podemos. Es más, Vaquero reconoce que Lambán “ha renunciado a intentar alcanzar cualquier acuerdo con el PP”. Precisamente, el presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, lanzó hace pocas semanas en las Cortes de Aragón un órdago al presidente Lambán. Desde el PP avisaron, solo tendrá el PSOE el voto del PP para modificar el presupuesto si bajan los impuestos autonómicos.

Vaquero, afinaba su discurso contra el Gobierno de Lambán matizando que la situación del Ejecutivo es “insostenible e inestable“. Y lo defiende porque entiende que los acuerdos con Podemos durante la legislatura se han basado “en el interés personal”, para “intercambiar sillones” y “sobrevivir día a día”.