Martes, 23 de Octubre de 2018

La Comisión Provincial de Patrimonio Cultural de Zaragoza ha dado luz verde a la solicitud del Gobierno de Zaragoza en Común para sustituir los dos escudos con simbología franquista que se encuentran en el Puente de Santiago sobre el Ebro en la ciudad. Una petición también remitida en su día por el Gobierno de Navarra.

En cumplimiento de la Ley 52/2007 -Ley de Memoria Histórica-, el Ayuntamiento de Zaragoza sustituirá estos escudos con símbolos franquistas: el que incorpora la leyenda “Una, grande, libre“, el Águila de San Juan, el yugo y las flechas; y el otro corresponde al escudo de Navarra con la cruz laureada de San Fernando, concedida a Navarra en 1937 por Franco.

Escudo franquista en el Puente de Santiago de Zaragoza / AZ

El alcalde de la ciudad, Pedro Santisteve, considera que se trata de una de las vías de entrada a la ciudad que “ven cientos de turistas cada día, y contiene unos símbolos que han sido permanentemente criticados por las asociaciones memorialistas“.

DOS NUEVOS ESCUDOS

En este puente se encuentran un total de 12 escudos y el servicio de Patrimonio del Ayuntamiento va a actuar sobre los dos citados: el de símbolos franquistas situado en el lado Oeste y el de Navarra, en el Este; ambos en la margen derecha del río.

Ambos escudos se encuentran situados en entornos urbanísticos de la ciudad que están catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC): el entorno del “Puente de Piedra y Pretil de San Lázaro” y el de “La Muralla Romana y su Torreón de la Zuda”.

Ambos escudos serán sustituidos por dos escudos en bronce, con material y diseños similares, que contienen los emblemas actuales. El Puente de Santiago se inauguró en 1967, siendo una obra singular en su tiempo, por lo que este año cumple medio siglo de antigüedad.


Publicidad


Como parte integral de la obra, en su embocadura meridional (paseo Echegaray y Caballero), se encuentran dos machones de piedra de Calatorao, situados a cada uno de los lados. Sobre fondo pétreo de cada uno de los machones, en su parte superior, se dispuso un recordatorio histórico para futuras generaciones, consistente en escudos fundidos en bronce que recuerdan las provincias por las que discurre el río Ebro.

NAVARRA PIDE LA RETIRADA

A finales de 2016, la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales de Navarra, Ana Ollo, remitió una misiva al alcalde de Zaragoza solicitando la retirada del escudo de Navarra con la cruz laureada de San Fernando.

En la carta se explicaba que “la cruz Laureada fue concedida a Navarra en 1937 por el dictador Francisco Franco como reconocimiento a los voluntarios navarros que apoyaron el golpe militar de 1936“.

“Considerada como un símbolo que legitima la violencia como instrumento en defensa de las ideas políticas (…) la laureada representa, en definitiva, unas ideas que la sociedad Navarra de hoy no comparte”, indicó la consejera. De hecho, el Parlamento de Navarra aprobó en 1981 la retirada de esa cruz laureada de San Fernando del escudo de la Comunidad.