Sabado, 20 de Octubre de 2018

La próxima semana. Al menos, esta ha sido la frase emitida por el Gobierno de Aragón a los padres del sur de Zaragoza. Según el Gobierno, ante las quejas de los padres por las demoras del inicio de las obras para los colegios de Arcosur y Valdespartera, la demora se debe a los trámites administrativos y a la modificación del gasto plurianual.

La Consejería de Educación defiende los próximos cinco meses -hasta el mes de enero- son suficientes para edificar ambos centros y que aún están a tiempo.

Según fuentes del Gobierno, “el compromiso es que haya un aula de Infantil en ambos colegios tras la Navidad”.

En una reunión mantenida el pasado martes, según publica El Periodico de Aragón, Felipe Faci -el nº2 de la Consejería de Educación- se excuso ante los retrasos en las obras pero insistió que tras las vacaciones navideñas estarán las aulas de Infantil. Así, se podrá propiciar el traslado de los niños, que empezarán el curso en otros centros hasta que el suyo esté construido.

El portavoz de las AMPAS de los colegios, Raúl Chueca, reconoce a este periódico que “hay que estar encima del Gobierno para que empiecen las obras lo antes posible. Deben cumplir los plazos que nos prometieron”.