Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Un estudio elaborado por la clínica de reproducción asistida Molecular Assisted Reproduction and Genetics (MAR&Gen) advierte de que el componente genético de los espermatozoides de los aragoneses ha empeorado de forma progresiva a lo largo de los últimos años.

En un comunicado, este centro de investigación y tratamiento subraya que “hoy, el ADN de los espermatozoides de los aragoneses de la misma edad sufre más daño y fragmentación que hace veinte años“.

El equipo investigador, dirigido por el doctor Jan Tesarik, señala que para mejorar la calidad de sus espermatozoides, los aragoneses deben estresarse menos, comer alimentos ricos en vitamina C u otros antioxidantes y, destaca, “hacer el amor con más frecuencia”.

Según Tesarik, “hacer el amor con más frecuencia mejora la calidad del ADN de los espermatozoides de los aragoneses, que es peor en los hombres que eyaculan poco”.

Aunque no existe un consenso general, indican las fuentes citadas, diferentes estudios aseguran que la fragmentación del ADN de los espermatozoides puede reducir la fertilidad de los hombres, provocar abortos en embarazos y generar problemas de salud en los recién nacidos.

“Hacer el amor con más frecuencia mejora la calidad del ADN de los espermatozoides de los aragoneses”

La mayor o menor incidencia de estas variables está relacionada con los genes afectados por la fragmentación, de manera que en unos casos puede tener consecuencias negativas y en otros, ninguna, añaden. El estudio destaca que la calidad del esperma es inferior en fumadores y en hombres expuestos profesionalmente a diferentes substancias tóxicas.

También se deriva de las condiciones ambientales, como la contaminación del aire, agua y alimentos, el consumo de alcohol y drogas, la temperatura testicular elevada, patologías como la criptorquidia, procesos inflamatorios o infección del tracto genital, cáncer, episodios febriles y estrés, entre otros factores.

Hábitos personales aparentemente irrelevantes, como el uso regular de baños calientes o de la sauna, la ropa ajustada y la práctica de ciertos deportes pueden también contribuir al deterioro de los espermatozoides.