Sabado, 20 de Octubre de 2018

¿Y yo qué puedo hacer ante el yihadismo?

En los momentos más duros es cuando más valioso resulta saber comportarse. Es en estos momentos difíciles cuando los cobardes y los miserables quedan más en evidencia.

Comparto aquí con ustedes mis reflexiones sobre qué puedo hacer yo tras la barbarie de los recientes atentados de terrorismo yihadista en nuestro país, por si las considerasen de interés y quisieran hacerlas suyas.

1) No voy a dejar salir de mí lo peor que pueda haber dentro de mí. Todos tenemos algún miedo, fobia, trauma, deuda, insatisfacción, ansiedad que habitualmente controlamos; pero que en situaciones de estrés emocional corren el riesgo de aflorar en forma de comentario verbal, mensaje, tuit o expresión muy desafortunada. Lo primero que puedo hacer es no decir ni escribir tonterías de las que luego tenga que arrepentirme.

Europa, amenazada por el Estado Islámico / H.A

 

2) No voy a dejar salir de mí lo “mejor” que creo que hay dentro de mí si eso implica un ridículo buenismo. Dejaré para otros más jóvenes o menos maduros las velas, los mensajes flower power, las declaraciones pomposas que nadie leerá tanto por estúpidas como porque no soy nadie para que otros las lean. Dejaré para los oportunistas la guerra de cuál debe ser el fondo de bandera para el crespón negro.

3) Como voy en orden temporal, éste es el punto más importante aunque no haya sido el primero. Voy a seguir haciendo la misma vida que antes sin dejarme llevar por miedo o condicionamiento alguno. Voy a ser racionalmente consciente de que hay más probabilidades de morir en un accidente en la bañera que en un atentado terrorista.

Hasta hay más probabilidades de que te asesine tu pareja que un yihadista. Por eso y por la propia naturaleza del terrorismo, que es crimen que pretende cambiar actitudes a través del miedo, es por lo que voy a mantener, o incluso redoblar, las actitudes y comportamientos que los asesinos pretenden que no tengamos y ante las que quieren doblegarnos.

“Dejaré para los oportunistas la guerra de cuál debe ser el fondo de bandera para el crespón negro”

4) Voy a estar muy atento a cualquier persona, partido político, empresa o gobierno que se relacione con estados que manifiestamente financian el terrorismo. Lo que conozca al respecto lo voy a comentar y difundir en la humilde medida de mis posibilidades, y lo voy a tener en cuenta como consumidor y votante o no votante.

Nou Mediouni (d) fue detenido en 2013 por integrar una célula afín a la red de Al Qaeda en el Magreb Islámico / H.A

5) No consentiré el morbo pero no esquivaré las imágenes más duras de los atentados, y les voy a explicar a mis hijos que hay muertos y asesinos que no son de película, sino víctimas y criminales de verdad. Les voy a contar quién es quién sin condicionamientos ni prejuicios. Les voy a relatar cada día qué es el nazismo, el fascismo, el franquismo, los etarras, los yihadistas y los corruptos de cada época que, o no saben defender nuestra libertad, o la defienden con postureos mientras hacen negocios políticos o mercantiles con los aledaños del terror o los cínicos consentidores.

“Les voy a explicar a mis hijos que hay muertos y asesinos que no son de película, sino víctimas y criminales de verdad”

Celebraré si le sirve a Vd. alguna de mis sugerencias y estaré encantado de poder sumar a mi lista alguna buena aportación de las suyas que quiera comentar.

Todo menos la asquerosa abulia del que considera que nunca hay nada que hacer: o porque no merece la pena cuando el problema es muy pequeño, o porque no hay nada que se pueda hacer cuando el problema es demasiado grande.

Que descansen en paz los muertos inocentes, que recuperen el cuerpo y el alma los heridos, y que se pudran en su peor infierno los terroristas muertos.