Lunes, 17 de Diciembre de 2018

El incendio registrado anoche en el término municipal de Fanlo, en las estribaciones del Parque Nacional de Ordesa, ha quedado estabilizado tras arrasar entre 60 y 70 hectáreas de erizón, un matorral mediterráneo que arde y se regenera con facilidad en zonas de monte.

Según informan fuentes del Gobierno aragonés, el fuego ha quedado estabilizado a primeras horas de la tarde de ayer gracias a la acción coordinada de los equipos terrestres y de los medios aéreos que trabajan en las labores de extinción.

A las 9 de la mañana se ha incorporado a las labores de extinción un helicóptero del Gobierno de Aragón con su cuadrilla helitransportada y a lo largo del día se sumarán nuevos medios aéreos que complementarán las labores realizadas durante toda la noche por varias cuadrillas terrestres.

Estas fuentes han asegurado que todavía se desconocen las causas del origen del siniestro, aunque no se descartan ninguna hipótesis acerca de la posible intencionalidad o no del suceso.

En las labores de control y extinción de las llamas trabajan hasta once medios aéreos: dos hidroaviones y un helicóptero del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente con base en Zaragoza, dos aviones de carga con base en Reus, tres equipos helitransportados del Gobierno aragonés, dos helicópteros con base en Daroca y un avión de coordinación.

El siniestro se ubica en una zona de fuerte pendiente y muy pedregosa que dificulta el acceso por tierra, aunque no existe peligro para los núcleos próximos de Nerín y Sercué.

El incendio se originó sobre las 20.30 horas de ayer en las cercanías de Nerín por causas aún sin determinar, en un momento en el que los servicios meteorológicos oficiales no registraban ningún tipo de tormenta en la zona.