Sabado, 15 de Diciembre de 2018

El secretario general del PSOE en Aragón, Javier Lambán, ha anunciado oficialmente que se presentará a la reelección en las primarias que culminarán en el Congreso Regional del 4 y 5 de noviembre, con una candidatura “alineada” con Ferraz, leal al secretario general, Pedro Sánchez, y a su proyecto político.

El también presidente de Aragón hizo este anuncio en declaraciones a los medios durante la visita realizada a la exposición “Ramón Masats. Buñuel en Viridiana” en el Instituto Aragonés de Arte y Cultura Contemporáneo Pablo Serrano de la capital aragonesa.

CARMEN DUESO, RIVAL DE LAMBÁN

Un día después de que el Comité Regional del PSOE aragonés aprobara el calendario para la celebración de las primarias -el 8 de octubre- y del Congreso, y de que la ex concejal socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza Carmen Dueso confirmara que concurriría al proceso, Lambán ha asegurado que “todas las candidaturas van a ser leales” a Pedro Sánchez y lucharán para que su aspiración de presidir el próximo gobierno de España sea “una realidad”.

Ayer Dueso aseguró a los medios que quería, con su candidatura, trasladar a Aragón el modelo de partido que “se votó en su momento, que está en la Federal” y que representa “desde hace mucho tiempo” y después de conocer que tiene apoyos tras haber consultado con militantes, afiliados y federaciones y con la dirección del PSOE en Ferraz.

Lambán, quien ha negado que haya recibido algún tipo de presión desde Ferraz para que no se presente a la reelección, ha dicho que siente “mucho respeto” por Dueso -concejal durante doce años con el gobierno de Juan Alberto Belloch en el Ayuntamiento de Zaragoza y miembro de la actual Comisión Ejecutiva Regional-, contra la que, no obstante, no piensa “perder” y ha apuntado que no ha oído a Pedro Sánchez, apostar por ningún candidato “ni en Aragón ni en ninguna otra comunidad”.

HUESCA TAMBALEA LAS ASPIRACIONES DE LAMBÁN

Preguntado por el apoyo que el presidente de la Diputación de Huesca y de la federación socialista oscense, Miguel Gracia, ha dado a Dueso, Lambán ha destacado que es “la primera vez que apoya una alternativa al presidente del gobierno”, y ha recordado que compartió con él “doce años” en los que ambos fueron los “principales actores” para preservar la estabilidad del gobierno de Marcelino Iglesias y su figura como secretario general y como presidente.

“A veces contra viento y marea”, ha enfatizado, al tiempo que ha añadido que “ahora pasan otras cosas”, aunque ha agregado que respecta “absolutamente lo que hace” Miguel Gracia, a quien ha definido como “un buen compañero” y por el que ha dicho que siente “mucha estima”.

No obstante, ha apuntado que en primarias votan todos los militantes y no solo los responsables orgánicos, “y a veces se demuestra que lo que plantea el dirigente y lo que plantean los electores diverge de manera fuerte”, ha advertido.

Respecto a su candidatura ha recordado que tiene tres propósitos, ya que cree “imprescindible” preservar y fortalecer la estabilidad del Gobierno de Aragón, principal bien de los socialistas aragoneses y que está haciendo políticas de izquierdas, y que el partido necesita caminar hasta las elecciones de 2019 por la senda de la unidad y de la integración y “nadie apostará más por ello que quien ejerce responsabilidades de gobierno”.

“RENOVACIÓN”

Y el tercer objetivo, ha dicho, es continuar la senda de renovación del partido iniciada en 2015 con las listas a las Cortes de Aragón, en las que se produjo una renovación de casi el 90 % de los miembros, que impulsó él mismo como secretario general y que ahora es necesario hacerlo en otros ámbitos de la organización.

En este sentido, ha anunciado que si es reelegido líder del partido en Aragón acometerá cambios organizativos en la ciudad de Zaragoza, donde al igual que en otras grandes urbes los socialistas “no conectan” con las clases medias, y donde es necesario renovar el programa electoral para que haya un secretario general específico elegido en primarias y se dote de su propia organización.

Lambán, que espera obtener un amplio respaldo en las tres provincias e incrementar la presencia del PSOE en las instituciones tras las elecciones de 2019, ha insistido en que no es partidario de la bicefalia, que considera una “mala idea y una práctica indeseable” para una organización política.

Y ha recordado que el modelo de partido que tienen es el de que “el referente orgánico máximo del partido sea a su vez referente orgánico máximo de la institución correspondiente”, toda vez que ha asegurado que, pese a ostentar estos dos cargos en Aragón, trata de que se no produzcan “interferencias” y que en el proceso de primarias “no interfiera su tarea institucional”.

“Si lo hacemos bien y somos respetuosos saldremos del proceso fortalecidos”, ha concluido.